BARCELONA

Abidal sigue, pero debilitado

Tras la reunión con el presidente Bartomeu, por el incendio que se montó este martes con sus declaraciones y la respuesta de Messi, continúa en el cargo.

Eric Abidal sigue como director deportivo del Barça, pero queda débil en su puesto. Ya lo estaba antes del storie que colgó Messi en su cuenta de Instagram el martes y de la entrevista que el francés concedió a Sport. Josep Maria Bartomeu, presidente del Barcelona, no tuvo en cuenta su criterio cuando en junio, después de la final de la Copa del Rey, Abidal propuso destituir a Valverde. Fue desautorizado entonces y comprendió lo que significaba para Bartomeu. Básicamente, lo mismo que para Joan Laporta cuando lo reclutó para la campaña electoral de 2015. Abidal fue un cromo y como tal lo recogió Bartomeu años después. Para el ex jugador no resultó un gran problema. Sabía que su rédito era su imagen.

Pero los tiempos cambian y Abidal, en los últimos tiempos, ha reclamado su cuota de poder. Después de no ser escuchado en el asunto Valverde, insistió en despedir al entrenador y empezó un casting que le ha dejado mal. Abidal admitió en la entrevista con Sport haberse entrevistado con Xavi, Pochettino y Henry. Eso, pocos días después de que su presidente asegurase que Setién se había valorado durante meses.

El pasado domingo, Bartomeu se reunió con Abidal en el Camp Nou. El francés estaba molesto porque el club no le había dado poderes en el fichaje del delantero. Tanto que, finalmente, no había llegado nadie para cubrir el hueco de Luis Suárez. Bartomeu reforzó en el cargo a Abidal de manera artificial. Ya no creía en él, pero tenía previsto esperar hasta el final de temporada para destituirlo. Lo que no podía esperar el presidente del Barça, o sí, es que Abidal abriese fuego contra Xavi, Valverde, y metiese en un charco a los jugadores. La respuesta pública de Messi fulminó a Abidal.

Es imposible mantener un pulso público con las leyendas del Barça. Abidal aseguró que Xavi no tenía experiencia cuando la suya como director deportivo era nula. Su único plus respecto al anterior director deportivo, Pep Segura. era el factor humano. Segura era un gestor, un técnico. Abidal apareció como un enlace con los jugadores. Pero enlazó con la directiva.

Así que Abidal ya ha caído, pero Bartomeu, que este miércoles estaba de vuelta de viaje, optó por una posición conservadora. Una derrota en San Mamés puede tener consecuencias devastadoras en el Barça.