VALENCIA

El 'dejà vú' de Rodrigo

El internacional se encuentra, a cinco días del cierre del mercado, en la misma situación que en el mercade de verano. Tras el duelo ante el Barça se le vio algo cabizbajo.

Rodrigo, tras el partido contra el Barça.
Alberto Iranzo.

El Valencia brilló y venció al Barcelona y Mestalla estalló después de que el árbitro pitara el final del partido. Los jugadores hicieron piña pero hubo un futbolista que se marchó a los vestuarios, pensando que, quizás, este podría ser su último partido en Mestalla. Algo similar pasó al final del cierre del mercado de verano, en los partidos contra la Real Sociedad y el Mallorca, cuando su fichaje por el Atlético de Madrid estaba cerrado y al final no se consumó.

Esta vez el interesado en ficharle es el Barcelona y Peter Lim, de nuevo, no pondría oposición al traspaso si se asegura los 60 millones, bien ahora o al final de temporada, mediante una opción de compra obligatoria. Jorge Mendes sigue moviendo los hilos aunque en las últimas horas Rac1 informó de que el Barcelona iba a fichar a un delantero que no era Rodrigo.

En cualquier caso, la incógnita se disipará en cinco días. El viernes se cierra el mercado y el Valencia sabrá si cuenta con Rodrigo o no hasta el final de temporada. Igualmente, si acaba marchándose está por ver si el Valencia va a por un sustituto (Alcácer). "Hay que estar preparados", dijo Román Bellver antes del partido ante el Barcelona.

En cualquier caso, se vaya o se quede Rodrigo, lo que está claro es que el futbolista hispano-brasileño vuelve a pasar por un momento complicado mentalmente. Desde su agente se le tiene informado de todos los movimientos pero mientras se soluciona todo, él debe estar centrado en el día a día del Valencia, igual que sucedió el pasado verano. Hace unos meses ya le costó y ahora, por el lenguaje no verbal que Rodrigo dejó sobre el césped, parece que también. En cualquier caso, esta es su semana. En cinco días se resolverá todo.