VALENCIA 1-REAL MADRID 3

1x1 del Real Madrid: Isco, Kroos y Modric, genios sin lámpara

Entre la suavidad del gol olímpico del alemán y el juego entre líneas del malagueño, el Madrid deshilachó al Valencia. Jovic fue un islote, pero Modric resolvió como los ángeles. Un Real Madrid de las Mil y una Noches.

Courtois

Casi un espectador saudí más. Su primera parada reseñable fue en el minuto 75. El Madrid le protegió jugando casi un rondo continuo de la mitad del campo valencianista. Poco puso hacer en el 1-3 de Parejo de penalti en el 93'.

Carvajal

No se dejó sorprender por Gayà y aunque no fue un día especialmente ofensivo el del leganense, el Madrid tampoco lo necesitó.

Ramos

Sin la amenaza de Rodrigo, apenas tuvo trabajo con Gameiro. Terminó volcado en el área che intentando su golito y suya fue la mano involuntaria del penalti. Puede permitírselo, dirige la defensa más sólida del Madrid en las últimas dos décadas.

Varane

Anda muy fino en lo físico y mentalmente crecido, por lo que ya no ofrece lagunas. Ante el Valencia, elegancia y practicidad. Uno de los momentos más dulces de su carrera.

Mendy

Sin estridencias, bien en defensa como es hsbitual pero poco resolutivo cuando se va profundo. Sus centros aún suspenden. Dejó su lugar a Marcelo en el 70'.

Casemiro

No tuvo que sufrir con Ferran a su espalda y ofreció su fútbol de control con la maestría habitual. Noche plácida para él en Yeda.

Kroos

Ganó el concurso de inteligencia y puntería con su gol olímpico. A Jaume Domènech no se le va a volver olvidar cubrir un palo en un córner. Kroos apenas celebró su obra de arte, en eso es cien por cien alemán...

Valverde

No regula ni ahorra una gota de sudor. Se movió entre Parejo y Kondogbia como un avión a reacción. Es inamovible del once.

Isco

Suyo fue el 0-2 con picardía y fue el genio que salió de la lámpara el resto del partido. Por dentro, por fuera, al borde del área o moviendo el balón, fue omnipresente. Cuando está en modo genio y se lo cree, es material de titularidad indiscutible con el Madrid y La Roja.

Modric

Los aficionados saudíes podrán decir que vieron en persona uno de los últimos grandes goles del pequeño violinista croata. Ese tanto con el exterior fue de postal. Por momentos mediapunta y casi segundo delantero, se gustó como si tuviera quince años menos. Pletórico.

Jovic

Su estilo y el de Benzema no pueden ser más antagónicos y se nota que el equipo blanco está acostumbrado al francés. Fue un islote en Yeda. Zidane pide paciencia con el serbo-bosnio, pero la cara de Jovic al irse al banquillo delataba que sabía que había perdido una oportunidad de oro puro.

Marcelo

Zidane le dio los últimos veinte minutos y se llevó una ovación atronadora del King Abdullah.

James

El último cuarto de hora fue suyo tras dos meses de baja por lesión. Y le dio tiempo a tener una ocasión, tras dos buenos caracoleos, en el 84'. El colombiano tendrá que sudar mucho para hacerse un hueco en este Madrid que va sobre ruedas.

Mariano

El 0-3 hizo que Zizou le hiciera un regalo de Reyes tres días tarde. Salió en el 80' en lo que han sido sus primeros minutos de la temporada.