DEPORTIVO

El otro reto del Deportivo: evitar que Riazor se vacíe

Ante el Tenerife hubo 8.457 aficionados, peor entrada desde que hay datos oficiales (2006-07). Nunca se había bajado de 10.000 en Liga. Hay 23.000 socios.

Christian Santos celebra su gol ante el Tenerife con la grada vacía de fondo.
JESUS SANCHO RODRIGUEZ (SANCHOFOTO) DIARIO AS

El Deportivo se llevó una inmensa alegría al ganar al Tenerife este viernes y poner fin a una racha de 19 partidos consecutivos sin ganar. Lo peor de ese día fue los pocos seguidores blanquiazules que lo celebraron en las gradas de Riazor. Exactamente acudieron 8.547 aficionados, la peor entrada en Liga en el estadio coruñés desde la temporada 2005-2006 en la que comenzaron, con los tornos, los datos oficiales.

Es cierto que este viernes en A Coruña hubo temporal y que el partido estuvo cerca de suspenderse, pero también que por primera vez en los últimos 14 años acudieron menos de 10.000 personas. La peor entrada registrada en Liga hasta la fecha, tanto en Primera como en Segunda, era un Deportivo-Mallorca en octubre de 2007 en la que asistieron 10.624 aficionados.

La pobrísima entrada ante el Tenerife viene a confirmar la tendencia a la baja en la asistencia desde el mes de octubre. La mala marcha del equipo y la crispación social que ya se ha llevado por delante a Paco Zas y Anquela, son realmente los motivos ya que el club cuenta con más de 23.000 abonados. El reto del Depor en la segunda vuelta será pues doble: lograr una salvación casi milagrosa y recuperar el ambiente en Riazor.