BARCELONA-REAL MADRID

El Govern dice que garantizará los derechos de aficionados y manifestantes en el Clásico

La portavoz del Ejecutivo catalán, Meritxell Budó: "Como Gobierno tenemos claro que estamos para garantizar los derechos de todos".

El Govern dice que garantizará los derechos de aficionados y manifestantes en el Clásico

La portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha dicho este martes que el Ejecutivo catalán buscará "garantizar los derechos de todos" durante el partido que enfrentará al Barcelona y al Real Madrid de forma que se desarrolle con normalidad y que, al mismo tiempo, puedan llevarse a cabo las movilizaciones convocadas.

La plataforma Tsunami Democràtic ha convocado una concentración en las afueras del Camp Nou el miércoles 18 de diciembre horas antes de la celebración del Clásico, además de otras acciones no detalladas en las que participarían espectadores del partido.

En un comunicado difundido este martes, la plataforma asegura que hasta ahora más de 18.000 personas se han inscrito por diversos canales para participar en este acto de protesta por la sentencia del "procés", que se ha convocado a las 16:00 horas, cuatro horas antes del inicio del partido.

En rueda de prensa, Budó ha asegurado que no se ha tratado la convocatoria de Tsunami en la reunión semanal del Gobierno catalán.

Sin embargo ha afirmado: "Como Gobierno tenemos claro que estamos para garantizar los derechos de todos y, por tanto, los derechos de que los socios y aficionados puedan asistir al campo a la par que la gente que quiera pueda llevar a cabo sus concentraciones y movilizaciones".

Ministerio del Interior

El Ministerio del Interior trabaja junto con la conselleria catalana en esta materia en garantizar que el partido de liga que disputarán el día 18 en el Campo Nou el Barcelona y el Real Madrid se desarrolle como un evento deportivo "sin otras connotaciones".

Así lo ha asegurado el ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, a preguntas de los periodistas sobre los actos convocados por Tsunami Democràtic a las puertas del estadio horas antes de la celebración del Clásico y en el interior del mismo una vez comience el partido.

Tras destacar que en su departamento están "más que preocupados, ocupados" en garantizar la seguridad, el ministro ha querido dejar claro que el próximo día 18 se celebra un acto deportivo y que este se debe desarrollar como tal "sin otras connotaciones".

"En eso estamos, en garantizar ese espacio público con la necesaria tranquilidad y seguridad en coordinación y cooperación siempre con los Mossos y la Conselleria de Interior", ha añadido el ministro antes de lanzar un mensaje de tranquilidad: "El partido se desarrollará en las condiciones de un acto deportivo".