REAL MADRID | MENDY

"Seré el sucesor de Marcelo"

"Queda mucho, pero si me han traído aquí es porque ven potencial. Tengo que trabajar pero, ¿por qué, no?", aseveró Mendy en 'Campo de Estrellas'.

Ferland Mendy y Marcelo en un entrenamiento.
CHEMA DIAZ DIARIO AS

Ferland Mendy estudiando español con una profesora particular fueron las imágenes elegidas por Realmadrid TV en el 'Campo de Estrellas' de este lunes dedicado al lateral galo. Este esfuerzo describe la personalidad de un jugador que ha vivido una auténtica montaña rusa para llegar a donde se encuentra en este momento, en "el mejor club del mundo", en palabras del propio Ferland. 

Fatídica lesión y resurgimiento

Como decimos, la llegada a la élite de nuestro protagonista ha estado marcada por los obstáculos. Cuando destacaba en la cantera del PSG, en la que permaneció siete años, una lesión en la cadera en la que a punto estuvo de perder la pierna izquierda cortó su progresión. "Cuando tienes 14 o 15 años y te dicen que no puedes volver a jugar al fútbol te vienes abajo", reconocía el propio jugador en la televisión madridista.

Una recuperación larga, en la que tuvo que aprender de nuevo a caminar, fortaleció un carácter que ya se había endurecido años antes con el fallecimiento de su padre: "Era quién me llevaba al fútbol, era quién me ayudaba en todo. Ahora juego para demostrarle que todo lo que hizo mereció la pena". Su entorno siempre ha destacado esa madurez que le ha hecho resurgir de sus cenizas tras cada uno de los baches que se le han ido presentando en el camino.

A pesar de recuperarse para la práctica del fútbol y volver a la cantera del PSG, le ofrecían volver a su centro de formación. "Ya había perdido demasiado tiempo, así que me fui". El fin a siete años en la cantera parisina acababa con los huesos del otrora delantero (cuando era joven era un gran ariete) en el modesto FC Mantois 78: "Sabía que sólo pasaría allí un año, era un club trampolín", se sinceraba el futbolista. Dicho y hecho, de ahí al Le Havre, donde tras un inicio dubitativo: "Entrenaba con el primer equipo, pero jugaba con el filial de Cuarta división", acabaría siendo nombrado mejor jugador de la Segunda francesa en su cuarto y último año en el club.

Llegada a la élite

En ese momento sería cuando el Olympique de Lyon se fijaría en él y le incorporaría al plantel dirigido por Bruno Genesio. Pasaba de la Segunda división gala a la Champions League, y de titular. "Bruno me dio mucha confianza desde el principio, a él le tengo que agradecer que me diera la oportunidad de jugar en la élite". Y esa confianza la devolvió con dos años fantásticos que le valieron ser nombrado mejor lateral izquierdo de la Ligue 1 en ambas temporadas. Y el Madrid tocaba a su puerta.

"Cuando un equipo como el Madrid muestra interés es algo que hace mucha ilusión", comentaba un sonriente Mendy al recordar el momento en que Jean-Michel Aulas le hizo saber que el conjunto blanco estaba interesado en su contratación. "Es una oportunidad que no puedes desaprovechar", continuaba. Aunque ese aterrizaje en el Bernabéu llegó acompañada de risas, las de sus amigos cuando le traicionaron los nervios en su presentación: "Estaba un poco nervioso". Pero esos nervios quedaron de lado cuando se le preguntó si su físico le supondría un beneficio para competir con Marcelo: "No lo sé, no lo he visto sin camiseta", bromeaba el parisino en su primera rueda de prensa.

Aunque hay algo que tiene claro el lateral: "Seré su sucesor", destacó al salir de nuevo el nombre del brasileño a la palestra. "Queda mucho, pero si me han traído aquí es porque ven potencial. Tengo que trabajar pero, ¿por qué, no?". Y esa es la pregunta que se hacían todos sus allegados al ser preguntado por Ferland. "Triunfará en el Real Madrid", aseguraba incluso un Raphael Varane que ha sido un gran punto de apoyo para su compatriota desde su llegada.

Confianza no le ha faltado en ningún momento. "El primer partido siempre es especial, pero siempre que me ponga esta camiseta lo daré todo". Estas eran las palabras que dedicaba el protagonista a su debut frente al Villarreal, poco antes de cerrar el programa con una frase que utiliza como leitmotiv: "Para saber dónde quieres llegar, debes recordar de dónde vienes"