LEGANÉS

El milagro que busca el Leganés tiene precedente: el Jaén de 1957

De los nueve equipos que han sumado tras nueve jornadas dos o menos puntos, sólo los andaluces se salvaron tras ganar casi la mitad de los partidos.

El milagro que busca el Leganés tiene precedente: el Jaén de 1957
JUAN AGUADO DIARIO AS

El Leganés es colista de Primera División con dos puntos. Los pepineros juegan hoy ante el Mallorca (Butarque, 16:00) un partido ya con nuevo entrenador. Luis Cembranos es, por ahora, interino, y tiene entre sus objetivos vencer para comenzar una remontada que sería épica e histórica. A tenor de la estadística, también (casi) imposible. Porque en toda la historia de LaLiga sólo ha habido un equipo que haya sido capaz de mantener la categoría con dos puntos o menos en su haber tras la disputa de nueve jornadas. Fue el Jaén en la campaña 56-57. Los otros ocho que estuvieron en una situación similar acabaron descendiendo. El panorama no es muy halagüeño.

No lo es porque, además, las circunstancias de aquel equipo, de aquella Liga, y las actuales son totalmente distintas. Aunque los andaluces sumaban sólo un punto, entonces las victorias contaban dos, no tres como ahora. Era más complicado que los rivales se distanciaran mucho en la clasificación. Además, sólo descendían dos equipos de 16.

Cuentas: ganar la mitad de los partidos

Así las cosas, aquel Jaén entrenado por José Millán precisamente desde la novena jornada (Tomás Arnanz no siguió al cabo de los ocho primeros partidos) disputó 21 partidos contando la décima jornada hasta el final del campeonato: ganó nueve (casi la mitad), empató cuatro y perdió en ocho hasta sumar 23 puntos que lo situaron uno por encima del descenso. Cayeron a Segunda el Deportivo de la Coruña y el Condal, un equipo de Barcelona desaparecido en 1970.

Las cuentas de aquel Jaén también le podrían valer a este Leganés dependiendo de cómo de bajo esté el listón de la permanencia. Ganando casi la mitad de los partidos, esto es, 14, sumaría 42 puntos que, junto con algún empate suelto y los dos que ya tiene ahora, sería suficiente para mantenerse, sin duda, en sus dos primeras temporadas en Primera, donde la permanencia se situó en el umbral de 30-32 puntos. También le daría para salvarse el curso pasado, cuando la salvación estuvo en 38 puntos.

Cuentas complejas que pasan, en todo caso, por la ruptura de la mala racha que asola al equipo, aún incapaz de haber ganado ni un duelo tras nueve jornadas disputadas.