Competición
  • Clasificación Eurocopa

BARCELONA 4-SEVILLA 0

1x1 del Barça: Messi, Suárez y Dembélé sí conectan con el gol

El tridente más reconocible y reconocido del Barcelona brilló en un partido con muchas alternativas y donde los azulgranas fueron mucho más eficaces arriba.

Ter Stegen: Dejó la portería a cero un partido más. El meta alemán tuvo una papel importante con sus intervenciones, sobre todo una enorme a remate duro y seco de De Jong, pero la suerte también se alió con el blaugrana, con la madera repeliendo un balón que se metía dentro, y con el Sevilla cometiendo errores incomprensibles a boca de gol.

Sergi Roberto: Defensivamente aceptable y ofensivamente predecible. El de Reus le pone corazón a todas sus acciones, pero lo cierto es que a veces parece que le pone el piloto automático porque siempre hace la misma jugada cuando corre por la banda.

Todibo: Valverde no se debía fiar del todo y modificó la posición de Piqué para que el central francés pudiera sentirse más cómodo. Aun así, discreto partido de Todibo, al que se le vio muy nervioso al principio y como si tuviera plomo en las botas. Le hicieron varios caños dentro del área ante la desesperación de las gradas. Poco a poco fue mejorando en prestaciones y hasta haciendo alguna salida de balón interesante e intentado poner un poco de orden en el juego aéreo. Acabó lesionado y pidiendo el cambio. No hay duda que pagó tanta inactividad porque apenas había jugado ocho minutos esta temporada.

Piqué: Se ubicó como central izquierdo, cumpliendo en parte con su cometido, ya que en la primera parte sufrió lo indecible ante el juego entre líneas del Sevilla. Fue muy listo al madurar la tarjeta que le dejará limpio para el partido contra el Real Madrid.

Semedo: Espectacular. El lateral bordó la perfección jugando a pie cambiado y en una banda que no es la natural. Dio la asistencia del primer gol tras una gran jugada personal y un centro tan preciso como medido a Suárez y fue la solución más buscada por el equipo para abrir el campo. Se entendió muy bien con Dembélé. Ahora mismo es el valor más seguro que tiene el equipo como alternativa a Alba.

De Jong: Empezó de pivote defensivo, buscando el balón pero sin aportar muchas soluciones ante la inoperancia de sus compañeros. La presión del rival le bloqueó salidas del balón y tuvo entonces que buscarse las lentejas, con regates imposibles, ruletas incluidas. Cuando Busquets entró en el campo y se desplazó como interior todo fue mucho más natural para el holandés.

Vidal: Con el balón en los pies puede que tenga ciertos desajustes, pero a la hora de recuperar balones y poner el miedo en el cuerpo al rival no hay otro mejor. El chileno además marcó un gol al desviar lo justo un balón rematado por Arthur. Fue despedido con una gran ovación.

Arthur: Fue de más a menos. Al principio todo el juego pivotó en sus botas, consciente el equipo en sus prestaciones para aguantar la pelota. Sin embargo, no estuvo especialmente dinámico ni tampoco intentó buscar pases entre líneas. Poco a poco su juego fue perdiendo garantías y acabó perdiendo balones muy peligrosos que pudieron costar muy caro al equipo. Valverde lo sustituyó por Busquets en el minuto 63.

Messi: El crack argentino continúa con su instinto asesino cada vez que juega contra el Sevilla, sumando ya 37 goles en 38 partidos. En esta ocasión fue gracias a un espectacular lanzamiento de falta. Su primer gol esta temporada. Clarividente y solvente en todas sus acciones.

Suárez: Marcó un gol de chilena de una factura impresionante que además servía para abrir el marcador. Está ya a sólo un gol de convertirse en el cuatro máximo delantero de la historia del Barcelona. El charrúa sigue haciendo historia. Es el ‘pichichi’ blaugrana con 4 goles en LaLiga y dos en la Champions.

Dembélé: Es un jugador totalmente bipolar, capaz de firmar en apenas unos minutos un gol de una clase magistral y fallar otro que las gradas ya cantaban al estar solo ante el portero y enviar la pelota a la segunda gradería. Pese a su evidente irregularidad, su juego tiene todos los componentes que ayuda al equipo a buscar soluciones arriba, sobre todo desequilibrio y velocidad. Vio una roja por protestar. En estas cosas también ha de aprender.

CAMBIOS

Sergio Busquets: Entró en el campo para poner un poco de orden y concierto en el mediocampo. Supo darle pausa al partido y buscar siempre la solución más fácil.

Rakitic: Su entrada en el campo fue recibida con una ovación de campeonato en las gradas. Se le vio más activo y dinámico que en otros partidos. Dibujó un gran pase de tacón y hasta intentó ver puerta con un fuerte disparo.

Araujo: Estaba cumpliendo con creces cuando en una disputa con balón el colegiado le pitó una roja totalmente injusta y absurda. No sabemos si el Barça recurrirá, pero es evidente que el chaval no mereció salir de esta manera del Camp Nou.