HÉRCULES

Jesús Muñoz: "Quiero ver a un equipo agresivo y que muerda"

El nuevo entrenador del Hércules ha sido presentado. Espera que su bloque muestre pronto sus señas de identidad y compita desde el inicio.

Jesús Muñoz: "Quiero ver a un equipo agresivo y que muerda"
FITO GONZALEZ DIARIO AS

Jesús Muñoz ha sido presentado como nuevo entrenador del Hércules tras dirigir su primera sesión de trabajo. El conquense debutará el sábado ante el Llagostera. Tiene trabajo por delante porque el Hércules está en puestos de descenso y ha sumado cuatro derrotas consecutivas. "Pensamos que había que darle un cambio al proyecto y Jesús está más que preparado para comandar esta nave. Buscábamos un perfil como el de él. Tiene mucha experiencia en el fútbol profesional. Desde el primer día me transmitió energía y cree en esta plantilla", ha comentado Javier Portillo, director deportivo.

¿Qué Hércules vio ante el Orihuela?

El equipo está metido en una dinámica negativa. Hay que corregir conceptos y cambiaremos ciertas cosas. En la primera parte, no fuimos inferiores al Orihuela. Se reaccionó muy bien tras el gol de ellos y se empató. Pero cuando estás en esa espiral negativa cualquier contratiempo te pesa mucho. Me quedo con lo que he visto hoy en el entrenamiento. He visto una predisposición espectacular al trabajo. Me han hablado fenomenal de la plantilla y lo he corroborado y con ese ánimo llego para que empiece una nueva etapa y le demos la vuelta a la situación.

¿Cuál ha sido su primer mensaje?

No se puede negar que hay muchos que jugadores con muchos partidos a sus espaldas. Les he dicho que la única forma de salir es trabajando y hacerlo más duro. La primera idea es darle la vuelta a la situación en Llagostera, pero lo primero es el trabajo y la exigencia. Más que las palabras a mí me gustan los hechos. Con los mimbres que hay dentro vamos a ir para arriba.

¿Se siente identificado con el estilo de Jémez?

Me siento identificado por la exigencia que transmiten los equipos de Paco, me encantan. Quiero equipos agresivos, que muerdan y sean difíciles para el equipo contrario. Me gusta tener la posesión y dominar a través del juego combinativo. Pero lo que quiero es ser un equipo dominador y la mentalidad va a ser ganar el partido desde el primer minuto. Lo que me preocupa es que la mentalidad sea la de ser ambicioso.

¿Tiene más trabajo psicológico que táctico?

Todo va de la mano. Me ayuda la predisposición de los jugadores y eso me hace ser positivo. Estaba seguro de que íbamos a salir de esta situación y después del entrenamiento lo tengo más claro. Les he mirado a la cara a los jugadores en el entrenamiento y hemos visto que la mejor forma de salir es trabajando y que lo tengan claro es un alivio.

¿Cuál es su diagnóstico de lo que le pasa al Hércules? ¿Es más mental o físico?

Entiendo el fútbol como un complemento de todo. Lo fácil es decir que es un problema físico o tener una salida con el problema mental. Estamos en una dinámica negativa y lo primero que tengo que cambiar es la mentalidad, eso lo tengo clarísimo. Me he quedado muy tranquilo con lo que he visto.

¿Es contraproducente hablar de objetivos a largo plazo como el playoff en esta situación?

Sé la exigencia que hay y el club en el que estoy, con una afición de Primera y con hambre. Mi objetivo es preparar bien al equipo para ganar en Llagostera. Quiero que el mensaje sea ganar el sábado y no haya distracciones porque son inútiles. Queda un mundo y mi único objetivo es entrenar bien esta semana.

Le toca debutar en Llagostera, uno de los campos más complicados por el césped, las dimensiones...

Es el campo que hay. No quiero excusas de ningún tipo. Vamos a Llagostera con la idea de ganar. Está claro que al jugador le puede gustar otro tipo de campos, pero me da igual. Vamos con la idea de ganar para adaptarnos al campo, al bote, a la grada... La única mentalidad es ganar.

¿Cómo le convence Portillo para fichar?

Es cierto que venir al Hércules es muy apetecible para cualquier técnico. Tiene una solera más grande de lo que demuestra la realidad. Portillo me transmite confianza y hablamos el mismo idioma. Me motiva mucho defender este escudo.

¿Qué es lo urgente?

Competir. No quiero decir que no se hiciese antes. Hay que ir a Llagostera con la mentalidad de competir del minuto 1 al 90. Lo que me preocupa es hacer un equipo muy competitivo y las sensaciones han sido buenísimas, más allá de las referencias que tengo de la plantilla. Hay mimbres futbolísticos para salir de esta situación.

Es su primera experiencia como primer entrenador...

Es una realidad y hay que asumirlo. Me veo más que preparado y capacitado para estar en el Hércules porque si no, no estaría aquí. Estoy convencido de que va a salir bien. Llevo muchos años en un vestuario profesional, más de 25. Sé lo que se respira y lo que siente un jugador. A partir de ahora, se va a valorar el rendimiento que pueda sacar de un equipo. Lo pasado no vale de nada.

¿Vio demasiada ansiedad en los jugadores y en la afición ante el Orihuela?

El comportamiento de la afición fue magnífico, más allá de la situación. Percibí que a poco que le daba al equipo, la gente aplaudía y animaba en una situación tan difícil y con las expectativas que había desde pretemporada. Conforme pasaron los minutos noté esa ansiedad en el equipo y eso te puede llevar a precipitaciones que no son normales. Lo que hay que hacer es seguir dándole nosotros cosas a la afición para que se enganchen y poder seguir unidos.

¿Cómo se le puede dar esa confianza al jugador?

Las victorias ayudan. Al jugador se le da confianza en el día a día y con hechos. Yo daré confianza al que quiere mejorar cada día y se lo merezca para ayudar al equipo. La confianza mía la tendrá. El fallo está permitido, el esfuerzo y el querer es innegociable. Sé que un jugador con confianza puede rendir mejor. La doy de una forma natural. No digo nada extraño si digo que aquí todos los jugadores están un peldaño por debajo de lo que pueden dar.

Vuelve a coincidir con José Vegar...

Sí y eso ayuda. Me permite tener información y confío en él. Si cambiamos la mentalidad rápido y nos creemos el equipo que somos, vamos a ir para arriba seguro. No se hace en un partido ni en dos. Mi tarea es cambiar esto cuanto antes.