Competición
  • Clasificación Eurocopa

REAL MADRID

Vinicius regresa reforzado

El parón internacional se llevó a un Vini bajo de ánimo y ha devuelto a otro más reconocible para el Madrid: sonriente y confiado de hacerse con un hueco.

El parón internacional le vino a Vinicius justo a tiempo, como si hubiera sido quien le puso esa fecha. A él llegó en su momento más bajo como madridista, descuidado por Zidane y con la afición preocupada, y de él vuelve regenerado. El viaje con su selección le ha llevado adonde quería: un reencuentro consigo mismo. Con el despegue en España dejó atrás la falta de fe en él de su entrenador (le ha dado el 43,7% de los minutos), de quien ha sorprendido su trato al atacante porque Vinicius lució en el Madrid más oscuro por la confianza de Solari y su espectacularidad por la izquierda, dos factores que casi ha borrado Zizou. De eso se fue olvidando Vini en Brasil, donde le arroparon con palabras y hechos. A la primera corriente se unió el técnico francés en la previa ante el Levante (sábado, 13:00 horas, Movistar LaLiga): "Cuento con él, es el futuro del Madrid, segurísimo".

Nada más asomar por la concentración brasileña ya pareció estar en el recreo, divirtiéndose especialmente con Neymar, su ídolo. Después le mimó Tite. "Tiene siete marchas por su velocidad increíble. Y la irregularidad es algo natural a su edad. Es un muchacho estupendo que tiene un talento extraordinario, pero las cosas están pasando muy rápido (...). Nos olvidamos de que tiene tan sólo 19 años. Tenemos que darle tiempo y tener mucho cuidado con él", dijo el seleccionador, 58 años, paternal, que también subrayó que "su ADN es por la izquierda". "Tiene un carisma sin igual. Todo el mundo le quiere. Es un tipo que llega y se gana la simpatía y el cariño de todos con su alegría y personalidad", remató.

Las frases no tuvieron continuidad en el campo porque a Neymar, el más decisivo de la canarinha ante Colombia (un gol y una asistencia en el 2-2), le duró la gasolina más de lo esperado. Eso trastocó el plan inicial, pero no impidió el posterior debut de Vinicius con los mayores, con el que se convirtió en el vigesimoprimero brasileño más joven en estrenarse con la Absoluta. El hito para el madridista se produjo en el 74' del segundo amistoso, frente a Perú, en el que dejó su sello: regates, paredes, velocidad... y un fallo en la definición, su gran lunar. Y su reto personal: Vini es consciente de que ha de mejorar y por ello trabaja casi a diario, después de los entrenamientos en Valdebebas, la puntería.

Antes de volver a casa, aún surgió un último detalle para alimentar su autoestima. Casemiro, peso pesado en el campo y en el vestuario con el Madrid y con Brasil, que es el Madrid de las selecciones, le puso por las nubes. "Vinicius tiene una cabeza muy amueblada. Y el año pasado sorprendió a mucha gente. No es normal que un muchacho de 18 años haga lo que él hizo con la camiseta del Madrid. Le he dicho que este año tiene que empezar a pensar a lo grande. Repito: no es normal lo que hizo el año pasado. Demostró que ahora mismo está para ser titular del Madrid. Cuando eres titular del Madrid tienes que pensar a lo grande, en el Balón de Oro o en el Once de la FIFA", detalló. Sólo falta que Vinicius vuelva a actuar en consecuencia... y que Zidane también lo crea.