Competición
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
LaLiga SmartBank
Copa Argentina
EN JUEGO
Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

0

Estudiantes Estudiantes EST

0

AMISTOSO | GALES 1 - BIELORRUSIA 0

Bale, de salvador al banquillo: fue suplente y salió en el 50'

Tras el gol decisivo frente a Azerbaiyán, Giggs le dio descanso en el amistoso ante la floja Bielorrusia. Daniel James aprovechó y lideró el triunfo galés.

Gales - Bielorrusia en directo
Alex Davidson Getty Images

Hechos los deberes ante Azerbaiyán (2-1), Gales se aflojó el cinturón y cerró el parón de selecciones con una nueva victoria (1-0), esta en un amistoso. Como tal se lo tomó Giggs, que se guardó de inicio a cinco de los titulares que el pasado viernes empujaron para acercar al país británico a la Eurocopa 2020. Uno de ellos fue Bale, que pasó de salvador en el césped a espectador en el banquillo. Con el cabezazo para la victoria tres días antes se ganó un descanso de 50 minutos, lo que tardó Giggs en darle entrada.

Hasta entonces asumió su protagonismo y liderazgo Daniel James (21 años), una de las sensaciones de la Premier en este inicio de temporada. Fue quien desenvolvió ese caramelito que resultó Bielorrusia, número 84 en el ranking FIFA. Suyas fueron las apariciones más vistosas, también las más determinantes. Quedó reflejado en el 17’, cuando un tiro de mucha clase con la derecha entrando en el área acabó dentro: 1-0. La realización entonces se fue hacia Bale, divertido, sonriente y aplaudiendo la maniobra del atacante del Manchester United. Minutos más tarde, en el 36', saltó a calentar.

En el 50' sustituyó a James, en una decisión de Giggs que impidió seguir fantaseando con una pareja que promete mucho. Digamos que si James hubiera nacido unos años después, ahora se estaría asegurando algo así como que es el nuevo Bale, pero son coetáneos y lo lógico es que se les vea juntos habitualmente.

El madridista, en su primera intervención, estrelló un balón de cabeza en el poste. Después falló a placer en el área. Dejó alguna jugada buena, como un desborde por la derecha en el 74' que no encontró rematador. No era su noche pero tampoco hacía falta. Ya se había encargado de lo importante y vuelve a Madrid con más confianza y en plenitud física.