VILLARREAL

Moi Gómez: "Con 11 años, llamaba a mi madre cada día para que viniera a buscarme”

El canterano del Villarreal revive con AS sus primeros días en la residencia del club, su primera salida y su regreso triunfante a casa.

¿Otra vez en el Villarreal?

Muy contento de estar otra vez aquí. Y muy contento por como están yendo las cosas en este regreso. Y sobre todo por poder ayudar al equipo como lo estoy haciendo.

¿Había pensado que ese era un tren que ya había pasado?

Sabía que poder regresar al Villarreal era complicado, pero sabía también que si hacía las cosas bien, tenía posibilidades de hacerlo. Tras la campaña en Huesca el año pasado la verdad es que las cosas me salieron bien y eso me abría puertas y una podía ser esta.

¿Cuándo sabe que su vuelta era posible?

Este verano sabía que debía regresar a Gijón, pero no tenía más información. La verdad es que regresé a Gijón y no pensaba nada más. Y un día me llama mi representante y me dijo que volvía a casa, por lo que la satisfacción era enorme. Solo supe que estaba hecho y volvía, llamé a mi mujer y toda mi familia.

¿Qué recuerda de sus noches en esta habitación de la residencia?

Fue muy duro, muchas veces lo recuerdo con mi familia… y fue duro. Llegué con once años y lo pasé muy mal. Fue duro, lo peor era las noches. Te acostabas y empezabas a darle vueltas a la cabeza y a llorar.

¿Y cómo lo superaba?

A veces llamaba a casa y les pedía que vinieran a por mí. Le decía a mi madre que cogiera el coche (soy de cerca, a unas dos horas en coche) y viniera a por mí. Todas las noches llamaba a mi casa, les pedía que vinieran. Fue una fase dura, pero me sirvió para crecer y curtirme.

¿La gente del club era su otra familia, verdad?

La gente que me cuidaba estaba siempre conmigo, me ayudaron mucho. Y los jugadores que estaban aquí eran los que lo pasaban conmigo. Eran como mi familia, este club es una familia.

¿Cómo recuerda su primera etapa?

Debuté muy joven y todo me llegó demasiado pronto y demasiado rápido. En mi época anterior me faltaba la madurez y la experiencia que ahora tengo. La vida te da esa madurez y esa experiencia que ahora si tengo, por lo ahora estoy mucho más preparado.

¿Cómo explica lo que le sucedió?

Cuando debutas tan joven no es fácil, es importante que se tenga tranquilidad y que sobre todo se tenga paciencia. La gente joven madura a su tiempo y no al que el resto espera o quiere que madure, lo que hace que las cosas a veces no son cómo se esperan. Y el primer nivel exige mucho y no hay paciencia y tiempo, nadie espera.

Y decidió salir…

Salí del club, primero el Getafe y ya de forma definitiva al Sporting, con la idea de tener más minutos. Pero una vez sales te das cuenta de lo que tienes aquí en el Villarreal, algo que no encuentras en otros lugares. Fuera te das cuenta de la realidad y de lo que has perdido.

¿Y eligió Huesca y la Segunda División?

Fui a Huesca a segunda y era una apuesta fuerte. Pero estaba Rubi y es un técnico que me ha marcado mucho, me llamó y no lo dudé un segundo. La verdad es que en Huesca es un sitio en el que me he sentido más a gusto, en el que me he sentido más importante

Huesca le ha cambiado mucho y para bien ¿Qué ha ganado?

He ganado en seguridad y en tranquilidad. Además el mister me ha dado mucha confianza y lo mismo ha hecho el vestuario, lo que hace que me sienta muy tranquilo y muy feliz.

Y llega al Vilarreal para ser titular desde el primer día ¿Cómo valora esto?

El club siempre me ha mostrado su confianza, me han dado la opción de regresar a mi casa y eso es algo que agradezco mucho. Ahora debo devolver esa confianza y esa oportunidad.

¿Y qué le pasa al equipo?

Yo creo que estamos bien, estamos compitiendo bien, pero no ganamos. Nos está matando no saber controlar los partidos, creo que estamos sufriendo por manejar los partidos por momentos y es algo que debemos mejorar.

¿No saben manejar o se aceleran?

Somos un equipo con calidad y eso a veces nos hace acelerar más el partido. A veces hay que manejar los partidos y hacer posiciones más largas y controlar más el partido.

¿Y de Cazorla qué me dice…?

Jugar con Cazorla, verlo entrenar y jugar con él es un lujo. Además de un gran jugador es una gran persona, alguien que te transmite mucha alegría.

Y lo de pegarle igual con la derecha y la izquierda ¿Eso de dónde viene?

De pequeño le pegaba ya con las dos piernas, es algo que no recuerdo como se dio así. Creo que le he pegado siempre con las dos piernas.