CHICA DE AS

Kaci, experiencia y trabajo en la medular del Tacon

La centrocampista gala es uno de los refuerzos del proyecto del Tacon en Primera tras no renovar con el Atlético, con el que marcó el primer gol de la historia del Wanda

Kaci con la camiseta del Tacon.

Aurélie Kaci (Lyon, 19 de diciembre de 1989) es uno de los refuerzos de lujo del Tacon. El club madrileño, que será el futuro Real Madrid femenino, fichó a la experimentada centrocampista tras dos años en el Atlético, con el que no renovó este mismo verano. La gala tiene un envidiable palmarés y ha pasado por PSG y Olympique de Lyon antes de aterrizar en España. Experiencia y trabajo para la medular de un Tacon que quiere estar entre los grandes.

Aurèlie Kaci se crió en la prestigiosa cantera del Lyon, el equipo de fútbol femenino más potente del mundo hoy en día. En 2006, con sólo 16 años, debutó con el primer equipo y esa misma temporada ganó su primera liga. Siguió alternando el primer equipo con el filial del conjunto galo sumando dos ligas más a su palmarés durante ese tiempo. En 2009, Kaci se asentó en el primer euqipo convirtiéndose en un pilar del Lyon. Otra liga más y una final de Champions para seguir engordando su historial. Una temporada más tarde, jugando de lateral por las lesiones, ganó su primera Champions, además de la liga. En 2011-12 engrosó su palmarés con su primer triplete (liga, copa y Champions) con el Lyon. Terminado su contrato, decidió iniciar una nueva aventura en el PSG. Fue titular y marcó su primer gol en Champions, pero no logró levantar ningún título, así que regresó a Lyon.

De nuevo en casa, Kaci levantó dos Champions más y sendas ligas. Pero, en 2016, sufrió una rotura de ligamento cruzado, lo que truncó su carrera y la privó de jugar otra final de Champions. Tras recuperarse, ya no tenía la confianza del técnico y sólo jugó cinco partidos, así que dejó de nuevo Lyon, esta vez, para embarcarse en una aventura mayor. Fichó por el Atlético, campeón de la liga española, por dos temporadas. Poco a poco se fue ganando un sitio. Su polivalencia (pudiendo jugar en ambos laterales) ayudaba ha encajarla en el sistema y pasó a la historia del conjunto colchonero al marcar el primer gol del fútbol femenino en el Wanda Metropolitano, en su estreno ante el Madrid CFF. La pasada campaña, con Sánchez Vera, gozó de más minutos y confianza pero, tras terminar su contrato, no renovó. Sin embargo, decidió permanecer en Madrid y enrolarse en el nuevo proyecto del Tacon. Con la selección, en cambio, no ha terminado de cuajar, jugando sólo ocho partidos.