REAL SOCIEDAD

La Real Sociedad llega a los 32.000 socios

El club donostiarra tiene más abonados que nunca y a día de hoy sólo le quedarían 8.500 asientos por cubrir del nuevo Anoeta.

La Real Sociedad llega a los 32.000 socios
Javier Etxezarreta EFE

La Real Sociedad se acerca peligrosamente a la cifra de 32.000 socios, lo que supone con mucha diferencia la mejor cifra de abonados de su historia. El club donostiarra tiene en la actualidad 31.580 socios, después de que haya hecho oficial el número de nuevas altas que ha conseguido desde que finalizara la temporada anterior. Desde mayo de este año, 1.580 aficionados de la Real se han hecho socios de Anoeta, lo que quiere decir que se ha logrado una media de 25 abonados nuevos al día, algo que ha provocado que se haya llegado a una cifra récord en el club txuri-Urdin, muy por encima de los casi 28.000 abonados que tenia en la histórica y siempre recordada temporada del subcampeonato del equipo entrenado por Raynald Denueix.

De esos casi 32.000 socios, unos 3.000 son abonados institucionales, es decir socios con alguna vinculación empresarial con la Real, por lo que la cifra real de socios se sitúa en 29.000, un número que igualmente está por encima del récord logrado en la temporada 2002-2003. No obstante, cabe recordar que ese abonado institucional también ocupa asientos del nuevo Anoeta, lo que significa que contribuye a que el estadio esté más lleno. Este dato récord es muy significativo porque refleja la ilusión que existe en el aficionado realista con el proyecto que se está gestando, representado en el esfuerzo de los cinco fichajes realizados este verano. Y es que a día de hoy, a falta de poco menos de un mes para el comienzo de la temporada, y teniendo en cuenta que hasta el 15 de septiembre no juega la Real su primer partido como local, al club donostiarra sólo le faltarían unos 8.500 asientos por cubrir para poder completar las 40.000 localidades que va a tener el nuevo Anoeta, algo que parecía una quimera hace dos años cuando se presentó el proyecto de remodelación y ampliación del estadio donostiarra, que estará completamente cerrado para cuando se juegue el primer partido en casa de esta próxima temporada.

Todo esto significa que no parece ya tan difícil que Anoeta pueda llenarse con un aforo tan amplio de 40.000 espectadores, porque a nada que se logre otro millar más de socios, la capacidad de maniobrabilidad del club a la hora gestionar altas nuevas será cada vez más reducida, teniendo en cuenta que siempre hay que dejar un porcentaje de asientos para la afición rival, y que en Europa ese cupo se amplía. Tanto es así que en la actualidad ya hay zonas del nuevo campo en las que ya no se pueden admitir nuevos socios al estar ya el aforo completo. Una es la grada Aitor Zabaleta, llena a reventar, a pesar de que se amplió recientemente para que abarcara hasta las esquinas. Y grada familiar que se va a viciarse justo enfrente, en el fondo norte que se está terminando de construir, también está casi llena.

Una de las razones que se aduce desde el club para este incremento en el número de socios es que ahora la oferta de precios es más amplia, y por tanto, más atractiva, sin olvidar que la experiencia de ver el fútbol sin pistas de atletismo es mucho mejor, y el club está haciendo una esfuerzo también por elaborar una política de precios atractivos, pese a que en algunas zonas el abono sea más caro. Desde el club siempre se había dicho antes del inicio de las obras que había lista de espera para nuevos abonados a los que no podía atender porque las zonas atractivas ya estaban ocupadas y no podían ofrecer nada nuevo. Eso ha cambiado, y el aficionado lo agradece, y eso revierte en positivo en el número de socios. 

Y es que a más ofertas, más socios. En la historia de la Real es un fenómeno que se ha repetido varías veces. En 1995, cuando la Real se traslada al viejo Anoeta y deja atrás su mítico Atotxa, en la Real había alrededor de 13.000 socios. Con el cambio a un campo más grande, no se tardó en superar la barrera de los 20.000 abonados, y de esa cifra ya no se ha bajado. Y ahora, cuando se pasa de 32.000 a 40.000 espectadores, vuelve ocurrir lo mismo cuando el campo crece de nuevo. En 24 años se ha pasado de 13.000 a 32.000 socios, más duplicando su masa social. En el club insisten que las oficinas de Anoeta, a las que provisionalmente se entra ahora por la puerta 13, están abiertas en horario de mañana y tarde.