Competición
  • Europa League
  • Copa Libertadores
  • Copa Argentina
Europa League
FC Astana FC Astana AST

-

BATE BATE BAT

-

Ararat-Armenia Ararat-Armenia AAR

-

F91 Dudelange F91 Dudelange DUD

-

Malmö Malmö MAL

-

Bnei Yehuda Bnei Yehuda BNY

-

Suduva Suduva SUD

-

Ferencvaros Ferencvaros FER

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

Hapoel Beer Sheva Hapoel Beer Sheva HAP

-

Ludogorets Ludogorets LRZ

-

Maribor Maribor MRB

-

Copenhague Copenhague CPN

-

Riga Riga RIG

-

AEK Atenas AEK Atenas AEK

-

Trabzonspor Trabzonspor TBZ

-

Legia Legia LGV

-

Rangers Rangers RAN

-

Gent Gent GNT

-

Rijeka Rijeka RIJ

-

Estrasburgo Estrasburgo EST

-

Eintracht Fr. Eintracht Fr. EFR

-

PSV PSV PSV

-

Apollon Apollon PLL

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Royal Antwerp Royal Antwerp RAN

-

Steaua Steaua STE

-

Guimaraes Guimaraes VGU

-

Braga Braga BRG

-

Spartak Spartak SPA

-

Celtic Celtic CLT

-

AIK Solna AIK Solna AIK

-

Linfield FC Linfield FC LFC

-

FK Qarabag FK Qarabag QAR

-

Sl. Bratislava Sl. Bratislava SLB

-

PAOK PAOK PAO

-

Torino Torino TOR

-

Wolves Wolves WVH

-

Partizán Partizán PTZ

-

Molde Molde MLD

-

Espanyol Espanyol ESP

-

Zorya Zorya ZOR

-

Copa Argentina
FINALIZADO
San Martín de Tucumán San Martín de Tucumán SMT

0 0

Argentinos Juniors Argentinos Juniors AJ

0 0

CEST

ATALANTA-LAZIO

Atalanta y Lazio se juegan una ‘Coppa’ histórica

Atalanta-Lazio

RICCARDO ANTIMIANI

EFE

El equipo de Bérgamo sueña con volver a levantar el único título de su palmarés, que ganó en 1963. Los biancocelesti necesitan ganar para clasificarse a Europa.

Que la final de la Copa italiana se juegue por primera vez desde 2013 sin la Juventus, justo en el año de la llegada de Cristiano, es un hecho inesperado que tiene un solo ‘culpable’: el Atalanta. El equipo de Gasperini está viviendo una temporada histórica y en los cuartos de final de la competición apeó a la Vecchia Signora con un merecido 3-0. La ‘Dea’, como la llaman sus hinchas, tiene la oportunidad de volver a levantar el único trofeo de su palmarés, que ganó en 1963.

Delante tendrá a un Lazio que tiene dos ventajas: las finales de Copa se han convertido casi en una costumbre y se juegan en su estadio, el Olímpico que será nerazzurro por la mitad. El club de Claudio Lotito la disputará por quinta vez en los últimos diez años y, en su historia, ha ganado seis veces. La última, ante el Roma, se sigue recordando en cada derbi.

Se enfrentarán unos conjuntos que pusieron las ideas en lugar del dinero en el centro de sus proyectos y dos entrenadores muy apreciados: Gian Piero Gasperini y Simone Inzaghi. Su fútbol es muy parecido, con defensas de tres viejo estilo, pero sin desdeñar el espectáculo. Los de Bérgamo utilizan una presión (hombre a hombre) muy agresiva, los capitalinos juegan más bajos, en busca de contragolpes a menudo letales.

El Atalanta se presenta con el once de gala y su tridente terrible: la fantasía del ‘Papu’ Gómez, la calidad de Ilicic (que está viviendo una segunda juventud) y la puntería de Duván Zapata (27 goles en esta temporada). El Lazio, por su parte, recuperó a Milinkovic-Savic, que debería empezar en el banquillo: el español Luis Alberto, Parolo y Leiva mandarán en la medular, Correa e Immobile intentarán hacer daño.

Hay mucho en juego: si el equipo de Bérgamo, que en la Serie A marcha cuarto y está cerca de su primera clasificación a la Champions, sueña con celebrar por fin un título, el Lazio necesita ganar para asegurarse un sitio en la próxima Europa League, que su octavo puesto le ha complicado bastante. En el próximo curso, coserse la “coccarda” tricolor en la camiseta vale mucho más de lo habitual.