LALIGA

Los clubes tienen 4.479 millones de euros de ingresos y ya sólo deben 71 a Hacienda

Los clubes tienen 4.479 millones de euros de ingresos y ya sólo deben 71 a Hacienda

JAVIER GOMEZ

DIARIO AS

La patronal ha hecho hoy oficiales los números oficiales de la temporada pasada en la que volvió a crecer. Crece un 20,6%. Son los mayores registros de la competición en su historia.

LaLiga ha publicado hoy sus datos económicos oficiales de la temporada pasada, la última auditada, en los que se demuestra un importante crecimiento. El informe, presentado por Javier Gómez (Director General) y José Guerra (Director de Operaciones Corporativo), arroja unos datos que refuerzan la estrategia de Javier Tebas desde que llegó a la presidencia en 2013. LaLiga ha alcanzado los mayores registros de su historia. Los clubes registraron unos ingresos de 4.479 millones, lo que supone un crecimiento del 20,6% respecto a la temporada anterior, en la que ingresó 3.662 millones, 495 más (un 15,6%) que en la 15-16. El pasado año ya logró que no hubiera denuncias por impagos a jugadores, dejó la reducción de la deuda con Hacienda a 96 millones y pasó a la Bundesliga en ingresos.

Según LaLiga, "es la mayor variación positiva anual lograda en los últimos años, lo que resulta muy notable al haberse producido tras varios ejercicios en los que venía creciendo ininterrumpidamente a una tasa de dos dígitos", Además, da importancia a estos datos ya es ahora justo el punto intermedio del trienio audiovisual del mercado nacional (y, por extensión, sin que concurran saltos de nivel o discontinuidades).

El resultado bruto de explotación (EBITDA) de LaLiga ascendió a 945 millones (+20,7%), el resultado de explotación (EBIT) se situó en 325 millones (+11,4%) y el resultado neto del ejercicio alcanzó 189 millones (+6,7%). LaLiga ofreció, en definitiva, unos resultados ́ sólidos, positivos y crecientes a todos los niveles. La temporada 2017-18 es, según LaLiga, sorprendente por la irrupción en escena de dos nuevos motores de crecimiento de LaLiga: los ingresos comerciales y los ingresos por traspasos, que han robado protagonismo como impulsores del crecimiento anual a los ingresos por retransmisión.

En el caso de los ingresos comerciales (sin incluir la facturación procedente de la publicidad), el incremento anual alcanzó el 34,1%, hasta situar la facturación en 838 millones, lo que es indicativo de que los clubes españoles están convirtiéndose en unos soportes cada vez más atractivos para los patrocinadores.

Por su parte, los ingresos derivados del traspaso de jugadores, el incremento anual del 104,3% permitió duplicar en un solo año la facturación por este concepto, con un sobresaliente registro de 1.018 millones, lo que es sintomático de la gran capacidad de creación de valor deportivo que tienen los clubes y SADs españoles.

No obstante, la facturación audiovisual que recibieron los clubes consiguió rebasar la cota de los 1.500 millones por vez primera y volverá a recuperar su protagonismo a partir de la temporada 2019-20, como consecuencia del nuevo ciclo audiovisual negociado del mercado nacional y de los acuerdos internacionales suscritos.

LaLiga ve cosas igual de importante en ese informe: "Hay que destacar que estos resultados han sido logrados coincidiendo con un incremento de los gastos de explotación (OPEX) y en un momento de alta intensidad inversora (CAPEX). Los OPEX (3.169 millones) experimentaron un aumento del 18,7% en 2017-18, especialmente impulsados por los incrementos de gastos en plantilla deportiva, que suponen un esfuerzo en talento y una potencial fuente de ingresos para LaLiga a medio plazo, tanto por la rotación -traspaso- de jugadores en sí misma, como por el aumento del potencial deportivo y del atractivo general de la competición. El CAPEX bruto en infraestructura y jugadores (1.341 M€ hizo lo propio a una tasa anual del 11,8%".

Se reduce aún más la deuda

La deuda con la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) y las Haciendas Forales (País Vasco y Navarra) sigue reduciéndose de forma sistemática. En un período de seis años se ha reducido a casi la décima parte. En particular, esta deuda ha experimentado una variación de prácticamente el -87%, entre junio de 2013 y junio de 2018.

La deuda existente con ambos organismos se encuentra en la actualidad respaldada por aplazamientos y acuerdos con la AEAT y las Haciendas Forales. A cierre de la temporada, todos los vencimientos de estos aplazamientos y acuerdos singulares se encuentran atendidos en su totalidad. Se estima que en la temporada 2019-20 quedará pendiente una deuda residual con la AEAT por un importe no superior a 48 millones, que será aquella que se encuentre en su mayoría incluida como deuda -subordinada en los concursos de acreedores- y que se irá pagando conforme se haya establecido en los acuerdos de acreedores de los respectivos procesos.