LALIGA SANTANDER

Las cuentas de Huesca y Rayo para evitar bajar esta jornada

Las cuentas de Huesca y Rayo para evitar bajar esta jornada

JAVIER GANDUL

DIARIO AS

Vallecanos y oscenses podrían bajar matemáticamente a Segunda este fin de semana. Los de Paco dependen de sí mismos; los de Francisco no.

Llega el primer match-ball para el Huesca y el Rayo. Este fin de semana podrían consumar su descenso a Segunda División o podrían aferrarse al sueño de continuar en Primera y luchar por la permanencia en las dos siguientes jornadas. Quedan en juego nueve puntos y el Huesca la última plaza de la clasificación, mientras que los vallecanos son penúltimos, a siete de la permanencia. Estas son los resultados que podrían darse y lo que le sucedería:

Si el Huesca gana...

Para que el cuadro oscense evite bajar y postergue dicho momento una semana más, deben darse dos premisas: que derroten al Valencia y que pierda o empate uno de sus rivales directos que se encuentran en los puestos de salvación (Girona, Levante y Celta). Si todos ellos logran sumar de tres, el Huesca será equipo de Segunda matemáticamente, ya que se mantendría la distancia de siete puntos y sería insalvable al quedar seis puntos en juego tras la 36ª jornada.

Si el Huesca empata...

Pero si los de Francisco no lograsen llevarse los tres puntos ante el Valencia y se tuvieron que conformar con un empate, dependerían de lo que hubieran hecho anteriormente Levante y Girona. Sólo lograrían salvarse si Levante o Girona no ganasen en sus respectivos partidos.

Si el Huesca pierde...

Es el único signo que el Huesca no se puede permitir. Ya que están obligados a puntuar para recortar la distancia de siete puntos, ya que después de este fin de semana sólo quedarían en juego seis puntos. Algo que les dejaría matemáticamente descendidos independientemente de lo que lo hiciesen el resto de equipos.

Si el Rayo gana...

El conjunto vallecano depende de sí mismo y si logra vencer sigue en la pelea por la permanencia una jornada más. Y metería al Levante todavía más en un lío, ya que la distancia con el cuadro madrileño se recortaría a tres puntos y dos con el Valladolid, que ocupa el último billete para el descenso.

Si el Rayo empata...

En este supuesto tampoco quedaría matemáticamente descendido, ya que el duelo directo ante el Levante les permite seguir con vida.

Si el Rayo pierde...

Aquí vendrían los problemas para los de Paco Jémez. Ya que solamente lograrían evitar el descenso si el Celta perdiese ante el Barcelona, ya que todavía tienen que enfrentarse en la última jornada para decidir el golaveraje entre ellos.