Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A

GIRONA 1 - EIBAR 0

Pere Pons desestabiliza al Sevilla y Portu firma un gol de Primera

El conjunto rojiblanco mostró más ambición e ilusión que los hispalenses. Sale del descenso y vuelve a ganar tras seis derrotas seguidas. Banega, expulsado al final.

Este Girona sí es reconocible y quiere seguir en Primera. Demostró pasión, compromiso y fútbol ante un Sevilla un tanto parsimonioso. Pere Pons hizo un despliegue físico que desarmó al Sevilla en la segunda mitad y Portu firmó el tanto que permite a los gerundenses sumar tres puntos de oro tras seis jornadas sin ganar. Salen del descenso y Eusebio respira.

El Girona salió dispuesto a atropellar al Sevilla desde el inicio alentado por su afición, que le esperó en Montilivi con un recibimiento de Primera. Eusebio apostó por el 4-1-4-1, con una defensa adelantada y con Borja García, Pere Pons, Portu y Stuani impetuosos. Delante, el Sevilla no se puso nervioso, aguantó bien los arreones y esperó su momento para lanzar la contra. En una de ellas, Vázquez puso en vuelo a Munir, pero se topó con Bono. Y el rechace lo recogió Ben Yedder y no supo encontrar la portería. Esta acción puso algo de miedo en el Girona, pero la necesidad por ganar lo disipó y ello favoreció a que el ritmo del duelo fuera trepidante.

Las ocasiones se sucedían en ambas áreas, pero el meta que estuvo más bajo el foco fue Vaclik. Bernardo lo probó con dos cabezazos, tras faltas laterales, y primero destiló reflejos y después, tiró de fortuna porque el larguero escupió el balón. El Sevilla no estaba fluido pese a que cuando Vázquez y Mesa superaban las líneas de presión la sensación de peligro era intensa.

Tras el descanso, el Girona no quiso perder el tiempo, mostró su voracidad y colgó del palo al Sevilla. La presión era alta, la circulación de balón eléctrica y acertada y las sensaciones, inmejorables. Muniesa estaba en todas y, en el 62’, llegó el premio. El 1-0 llegó en una contra (Granell le arrebató el balón a Banega) de Stuani, Pere Pons y Portu. El desenlace se hizo interminable porque parecía que nadie quería marcar, pero tras bailar a la zaga y a Vaclik, el punta murciano no perdonó. Al final estuvo más cerca el 2-0 que el 1-1. Banega acabó expulsado por una patada a Pere Pons en el pecho y pudo más la necesidad de seguir en Primera que la de ir a la Champions.


Caparrós: "Hemos perdido una oportunidad importante"

Joaquín Caparrós compareció ante los medios del club teniéndose que morder la lengua, sobre todo en el tema de la expulsión de Banega, de la que opinó que "Es un tema para hablarlo nosotros". En cuanto al partido, no puso paños calientes: "Hemos perdido una oportunidad importante, no queda más remedio que pensar en lo siguiente, pero es una oportunidad importante la que se nos va".

La ansiedad fue la causa que Caparrós encontró para la derrota: "No ha sido un buen partido, había más ansiedad por la disputa de la pelota que por el juego. Ellos encontraron la fortuna en una jugada desgraciada y a partir de ahí se encerraron y fue difícil. Sabíamos que iba a ser complicado porque los dos nos jugábamos mucho, pero no hay más remedio que pensar en el partido del viernes". -José María López


Eusebio: "Si seguimos así, tendremos el final feliz que deseamos"

Justo después de romper la racha de seis derrotas consecutivas con un balsámico triunfo contra el Sevilla en Montilivi (1-0), Eusebio Sacristán, "contento y satisfecho", insistió en que si el Girona sigue así, tendrá "el final feliz" que desean.

"Hemos dado un primer paso importante. Pero esto acaba de empezar. Tenemos que seguir trabajando en esta línea. Hay que mantner lo que se ha visto hoy sobre el campo. Este es el camino. Tenemos que concentrarnos en el día a día, en dar lo mejor de nosotros", añadió el técnico de Girona antes de reconocer que este club se lo ha "dado todo". "Y yo quiero devolvérselo", precisó.

"Vivimos este momento, que es de máxima dificultad, como un reto, como una posibilidad de conseguir un éxito importante, casi tanto como un ascenso", enfatizó el entrenador de La Seca (Valladolid), antes de señalar "el enorme compromiso de los jugadores" y de remarcar, convencido: "No nos sirve de nada lamentarnos de todo lo que pudimos haber hecho diferente. Ahora tenemos que mirar hacia adelante". -EFE.