Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Fórmula 1
  • MotoGP
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Moto3
  • Mundial Ciclismo
Fórmula 1
1 1h58:33.667

S. Vettel

Ferrari

2 a 2.641

Charles Leclerc

Ferrari

3 a 3.821

M. Verstappen

Red_bull

12 a 35.974

C. Sainz Jr.

Mclaren

Liga Holandesa
EN JUEGO
PSV PSV PSV

1

Ajax Ajax AA

1

EN JUEGO
ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

0

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

1

FINALIZADO
Heerenveen Heerenveen HEE

1

Utrecht Utrecht UTR

1

FINALIZADO
FC Emmen FC Emmen EMM

3

Feyenoord Feyenoord FEY

3

BARCELONA

Messi y el ejemplo de Etoo con la Bota de Oro

El camerunés acabó frustrado las temporadas 2004-05 y 2008-09. Con el título en la mano, se cegó y hasta culpó a compañeros, entrenadores y directiva en 2005.

A cuatro jornadas para echarle el telón a LaLiga, al Barça sólo le queda el aliciente de saber cuándo será campeón y a Messi, si será el primer jugador en ganar seis Botas de Oro. El argentino lleva 33 goles y se presume un fantástico duelo con Kylian Mbappé, que lleva 30. El Barça tiene cuatro partidos de Liga pendientes: Levante, Celta, Getafe y Eibar. El PSG, cinco: Montpellier, Niza, Angers, Dijon y Stade de Reims. Ambos tienen la tarea colectiva resuelta. El PSG ya es campeón y el Barça lo es virtualmente. La diferencia entre ambos es lo que tienen en juego. Messi todavía tiene pendiente la semifinal de Champions ante el Liverpool además de la final de Copa contra el Valencia. A Mbappé, además de la Liga, sólo le queda la final de Copa de este sábado ante el Rennes.

Devorador de récords y galardones individuales, falta por saber en qué lista de prioridades pone Messi esta Bota de Oro. De momento, no parece una obsesión o esa fue la sensación que dio cuando el pasado martes, y cuando ya estaba con la ropa de calentamiento quitada y listo para salir, no aceleró el cambio y dejó que Suárez lanzase el penalti del 0-2. Es un buen momento para recordar un caso que él conoció desde dentro del vestuario y que no terminó por resultar ejemplar. Fue el de Samuel Etoo, quien durante dos temporadas, 2004-05 y 2008-09, se quedó a las puertas del trofeo de máximo goleador.

Forlán y Henry fueron los ganadores de la Bota de Oro 2005 con 25 goles. Etoo se quedó en 24 después de dos últimas jornadas negado ante Villarreal y Real Sociedad. El partido ante el Submarino Amarillo acabó 3-3 y Forlán hizo un hat-trick. Eso desató la cólera de Etoo, que acusó a Rijkaard de no sacar la mejor alineación para frenar al uruguayo y alimentarle a él de balones. También reprochó a sus compañeros no buscarle lo suficiente. Para Laporta también tuvo por no pelear a nivel institucional por la autoría de un gol en Mallorca que le golpeó en el talón y que al acta arbitral (Teixeira Vitienes) le había concedido. La European Sports Magazine a través del diario Marca que es quien entrega el galardón no le concedió el gol. Messi estaba en la lista de convocados del partido ante el Villarreal, así que vivió en el vestuario la explosión de Etoo, que llegó a acusar incluso a vacas sagradas como el capitán Carles Puyol. No parece razonable ver ahora a Messi, en su condición ya de primer equipo, montando un lío de esas dimensiones en la caseta.

El terremoto se repitió en la temporada 2008-09, pero esta vez con mucho menos ruido. El Barça ya era campeón y Etoo no pudo mantener la carrera con Forlán. El camerunés se quedó en 30 goles y 'sólo' hizo dos goles en las tres últimas jornadas. Perdió en Mallorca (2-1), en el Camp Nou ante Osasna (0-1) y empató ante el Depor (1-1). Etoo, pese a que por medio estaba la final de Champions ante el United, quiso jugar, pero no pudo alcanzar al uruguayo.

Habrá que estar atentos a la actitud de Messi en los próximos partidos y, especialmente, si la pelea por la Bota de Oro le empuja a jugar aunque haya cosas colectivamente más importantes en juego. El argentino jugará este sábado ante el Levante pero todo indica a que no viajará a Vigo el sábado siguiente (4de mayo) por la cercanía del partido del Liverpool (7 de mayo). Con tres goles de ventaja, podría poner todos los huevos a las dos últimas jornadas, que estarían en vísperas pero lejos de la final de Copa y Champions. Pero en la lista de prioridades de Messi, Liga y Copa y Champions pesan más que la sexta Bota de Oro. Porque si hay triplete, lo que viene de camino es el desempate en la carrera del Balón de Oro.