CHAMPIONS

Los informes sobre el Barcelona de Mourinho: "Messi, muy zurdo"

Ronaldinho, en la eliminatoria entre Chelsea y Barcelona de 2006.

EDDIE KEOGH

REUTERS

El cuerpo técnico del portugués calificó a Ronaldinho como "un engañador constante" o a Puyol como "un mal líder en defensa" en la previa de un duelo de Champions de 2006.

José Mourinho redactó unos controvertidos informes en la previa de la eliminatoria de octavos de final de la Champions League entre Chelsea y Barcelona de la temporada 2005/06 y el diario británico Mirror, más de diez años después, los ha recogido y publicado. En ellos, André Villas-Boas (entonces segundo de Mourinho y responsable de redactar los informes de los rivales) desengrana el estilo futbolístico de leyendas blaugranas como Messi, Ronaldinho o Puyol con el fin de buscar detalles en su juego que sus futbolistas puedan combatir. El cuerpo técnico de Mourinho no se mordió la lengua y emitió unos calificativos quizás algo atrevidos.

Mismamente, a Ronaldinho le catalogaron como un "engañador constante". Así lo definieron en sus escritos: "Transiciones defensivas muy pobres y trabajo defensivo por explotar. Cae fácilmente". También tenían analizado en profundidad a Leo Messi, que disputó la eliminatoria con 19 años. El equipo de Mou ya vio potencial en el astro argentino, pero encontró recovecos en su fútbol que ayudarían a los suyos a pararle los pies: "Calidad y velocidad, pero muy zurdo. Tiene exactamente los mismos comportamientos que Ronaldinho. Hace movimientos por dentro de las líneas o diagonales. Alienta a su equipo a avanzar con la pelota. Increíble en el uno contra uno".

Puyol también salió malparado. A pesar del carácter y carisma que se atribuye al mítico capitán del Barcelona, para los informadores de Mourinho no era un líder adecuado. "Es agresivo, pero muy emotivo. Se vuelve loco con el árbitro cuando le hacen falta y también en provocaciones. Es un defensa agresivo, juega con anticipación utilizando el cuerpo. Tiene un mal sentido posicional (llega al medio campo con el delantero) y mal liderazgo en defensa (quiere tirar el fuera de juego aunque no es posible". Iniesta apenas se llevó 'críticas' de los técnicos portugueses del Chelsea: "Siempre sale desde el banquillo. Es un jugador muy dinámico, con un gran radio de acción. Tiene velocidad de movimiento y velocidad en la ejecución. Es un futbolista complicado".

El Chelsea, segundo del Grupo G, se vio encuadrado en los octavos de final con el Barcelona, el cual había superado la primera fase con cinco victorias y un empate. El equipo de Rijkaard, pues, portaba la vitola de favorito, aunque Mourinho le logró poner contra las cuerdas. En Stamford Bridge, Motta adelantó a los locales, pero un gol en propia puerta de Terry y otro de Eto'o le dieron la vuelta al marcador. La expulsión de Asier del Horno condicionó aquel resultado y desquició a 'Mou': "¿Vamos a suspender a Messi por hacer teatro? Sí, ha hecho teatro. Cataluña es un país de cultura y sabéis lo que es teatro. Es teatro del bueno (...) ¿Vale la pena ir a Barcelona?, ¿podemos ir ahí a discutir? Es la única cuestión".

En el segundo duelo, los 'blues' buscaron la remontada, hasta que chocaron con Ronaldinho. Lampard, en el descuento, maquilló el resultado final: 3-2 y pase a los cuartos de final. Aquel Barça también derrocaría a Benfica y Milán, en las semifinales. En la batalla final ante el Arsenal, el equipo de Rijkaard empezó perdiendo por gol de Campbell, pero Eto'o, en primera instancia, y Belletti, a diez minutos del final, dieron a la entidad la segunda Champions de su historia.