Competición
  • Champions League

SPAL 2 - ROMA 1

Primer batacazo para el Roma de Ranieri: caer ante el SPAL

Primer batacazo para el Roma de Ranieri: caer ante el SPAL

ELISABETTA BARACCHI

EFE

Los giallorossi cayeron en el estadio del SPAL, que no ganaba en casa desde septiembre, y perdieron una enorme ocasión para recortar distancias con la zona Champions.

En su segundo partido, el Roma de Ranieri ya sufrió su primer batacazo: los capitalinos cayeron en su visita al SPAL perdiendo tres puntos fundamentales. Milán e Inter se verán mañana las caras en el derbi de la Madonnina y era el momento perfecto para recortar distancias con la zona Champions, de momento a tres puntos.

El extécnico del Leicester salió de inicio con un atrevido 4-4-2, más parecido a un 4-2-4, alineando a la vez a Kluivert, Dzeko, Schick y El Shaarawy. Su ofensivo once, sin embargo, no sirvió para evitar que los locales fueran superiores en la primera parte y llegasen al descanso con un gol de ventaja: en el 22’, un suave centro de Cionek llegó a Fares, que anticipó a un distraído Karsdorp con un testarazo.

Antes de volver a los vestuarios, Dzeko protagonizó un momento de tensión discutiendo primero con el público en las gradas que le insultaba, y después con sus rivales. Su rabia sacudió a los giallorossi, que pusieron las tablas nada más comenzar la reanudación: el bosnio, recibiendo un pase vertical de Zaniolo, forzó un penalti (falta de Cionek) que Perotti transformó.

El intento de remontada duró apenas siete minutos: un empujón de Juan Jesus a Petagna valió otra pena máxima (bastante dudosa), que el mismo punta lanzó, firmando el 2-1. Los estensi, en la última media hora, aguantaron bien el asedio de sus rivales y se llevaron una victoria vital en su lucha por la salvación. El SPAL no ganaba en su estadio desde el 17 de septiembre e, increíblemente, en este campeonato ganó seis de sus 26 puntos justo ante el Roma. Que, por su parte, sigue en un momento complicadísimo.

Sin embargo, el tropiezo del Roma fue aliviado en cierta medida porque horas más tarde el Torino, sexto clasificado de la Serie A e inmediato perseguidor del equipo romano, caía sorprendentemente en casa ante el Bolonia por 2-3.