ATLÉTICO DE MADRID

Simeone ataca desde la defensa

Godín celebra el 2-0 a la Juventus.

JAVIER GANDUL

DIARIO AS

Sus zagueros dominan su área y la rival y ya le han dado al Atlético cinco valiosos triunfos y un empate con sus goles. Han marcado casi el 16% de los goles del equipo.

Ya no es solamente que el Atlético siga acumulando partidos con la portería a cero esta temporada y que su fiabilidad defensiva sea digna de estudio. Sus defensas, con Oblak a la cabeza, dominan el área propia, pero además le dan a Simeone un plus en la rival que se constata con goles y resultados. Y es que cuando los delanteros o los medios no ven puerta, los defensas están siendo otra arma de la que tirar. La Juventus, que llegaba al Metropolitano, con una fama bien ganada, de marcar su autoridad en el espacio aéreo, pero el Atlético hizo trizas ese dominio en el segundo tiempo y por ahí cayó el gigante. Primero Giménez, con la colaboración de Morata, y después Godín, solucionaron sendas jugadas en el área rival para darle un triunfo histórico al equipo de Simeone. Ni es la primera vez los defensas del Atlético se convierten en los mejores atancantes del Cholo, ni tampoco que sus goles resuelven partidos importantes.

El de la Juventus fue concretamente el quinto duelo que el Atlético se lleva por tantos de sus zagueros. El primero fue en Mónaco el 18 de septiembre, cuando Giménez se elevó en el cielo del Louis II de Mónaco para cabecear el 1-2 final para los colchoneros. Casi un mes después el Atlético conseguía llevarse un punto del Estadio de la Cerámica tras sufrir. Lo hizo gracias a un gol de Filipe. La defensa colchonera también desatascó un partido trabado que no pintaba bien en el Wanda Metropolitano frente a la Real. Godín se estrenaba durante el presente ejercicio y después Filipe hacía el 2-0. Si importante fue aquel partido no lo fue menos el del Athletic, resuelto con una gesta, otra más, de Godín. Lesionado ponía el 3-2 final para rubricar la remontada.

Laterales goleadores.

El Atlético se presentaba el 19 de enero en Huesca con algunas dudas después de caer eliminado en la Copa a manos del Girona. Sin embargo, sus dos laterales dieron un paso al frente en El Alcoraz para estrenarse como rojiblancos. Primero fue Lucas y después Arias para acabar antes de la hora con la resistencia del equipo oscense. Koke puso el definitivo 0-3. En total, los defensas colchoneros suman 9 goles en lo que va de ejercicio casi el 16% de los 57 que acumula el equipo.