COPA DE ASIA 2019

Almoez Ali, la sensación qatarí en la Copa de Asia

Qatar ha sido el mejor equipo de la fase de grupos de la Copa de Asia. Almoez Ali, delantero de 22 años, está rompiendo todos los registros en cuanto goles de la competición.

Almoez Ali, la sensación qatarí en la Copa de Asia
SUHAIB SALEM REUTERS

Qatar ha sido el mejor equipo de la fase de grupos de la Copa de Asia. La selección que será anfitriona en el próximo Mundial ha terminado la primera fase del torneo sin encajar ningún gol, convirtiendo diez y con pleno de puntos (9). Los dirigidos por Félix Sánchez han dado un golpe sobre la mesa en la última jornada, imponiéndose a Arabia Saudí, uno de los representantes de Asia en el Mundial 2018, y liderando su grupo.

La sensación del equipo es Almoez Ali. El delantero qatarí de 22 años está rompiendo todos los registros en cuanto goles de la competición. Ha marcado siete tantos de los 10 en total que ha hecho Qatar, marcó cuatro frente a Corea del Norte, igualando el récord de más goles en un encuentro, y tiene a tiro romper el de más en una edición en la Copa de Asia (8 goles, en mano del iraní Ali Daei). Su impacto es tal que nunca la selección qatarí había logrado llegar a los 7 en un torneo y Almoez Ali lo ha hecho por su cuenta.

Mourinho, comentarista de beIN Sports MENA para el duelo entre Qatar y Arabia Saudí, ha definido a Almoez Ali como un jugador "coordinado, ágil, rápido, se mueve bien y no se pone nervioso ante el portero [para definir]". De hecho, su posición en los primeros pasos que dio en su carrera era extremo, pero por su instinto goleador ha ido modificando su situación en el terreno de juego. Es un magnífico rematador, define bien en los mano a mano y se compromete a la hora de trabajar con su equipo. Se adapta perfectamente a lo que exige Félix Sánchez: como su modelo de juego es el de repliegue y buscar la portería rival con velocidad, el joven atacante se adapta a la perfección por sus características.

Almoez Ali tuvo un paso por el fútbol español. La Cultural Leonesa, que tiene un pacto con ASPIRE, pudo disfrutar de su calidad durante la temporada del ascenso a Segunda División convirtiendo un gol. Actualmente milita en Al Duhail, de la liga qatarí, donde juega como extremo y podría dar el salto al fútbol europeo en los próximos meses después de lucirse en el torneo continental asiático.