Competición
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
LaLiga SmartBank
Copa Argentina
FINALIZADO
Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

1

Estudiantes Estudiantes EST

0

ATLÉTICO

Gil Marín: "Es mejor invertir en la afición con infraestructuras que subir los salarios"

Gil Marín: "Es mejor invertir en la afición con infraestructuras que subir los salarios"

El CEO del Atlético aprovechó su participación en la 13ª Conferencia internacional de deportes de Dubái para pedir una limitación del gasto en salarios y amortizaciones de fichajes al 70% del presupuesto.

Miguel Ángel Gil Marín ha decidido iniciar una cruzada para que los aficionados sean partícipes de lo que generan por apoyar a su equipo de fútbol y para limitar el dinero que llega a los futbolistas, no con un límite salarial sino con un límite de gastos en salarios y amortizaciones de fichajes. Además, insistió en "regular la relación con los agentes". El máximo accionista y consejero delegado del Atlético de Madrid profundizó para As su propuesta después de intervenir en la 13ª Conferencia internacional de deportes de Dubái: "Es complicado optimizar nuestros recursos si no somos capaces de ordenar el calendario. FIFA va por un lado y quiere más partidos en el nuevo formato del Mundial de Clubes, UEFA tiene miedo a ECA y para agradar a los clubes grandes cede y cambia el formato para que ingresemos más dinero".

El máximo accionista del Atlético cree que debe haber una regulación para obligar a los clubes "a reinvertir parte de los ingresos que tenemos en la formación de jugadores (Academias) y en instalaciones, pero no sólo para dar una mejor imagen audiovisual en los 25 días de partido, sino en instalaciones para que sean utilizadas por los aficionados los 335 días al año que no hay fútbol. Debemos devolverles parte de lo que nos dan, y es mejor invertir en ellos a través de infraestructuras que incrementar de manera absurda los salarios de los jugadores y pagar comisiones desmesuradas”.

A continuación, expuso a As su plan: "Deberíamos asignar un tanto por ciento de los presupuestos a estas partidas: gestión corriente, salarios de los jugadores, amortizaciones, Academia, Instalaciones... Que en las dos ultimas sea obligado asignar un tanto por ciento mínimo y en salarios y amortizaciones, un tanto por ciento máximo. Esto haría un fútbol mejor, con más valores, con espacios para que los aficionados y sus familiares compartan su tiempo practicando ocio y deporte". Un plan que el Atlético ya está llevando a cabo, como declaró Gil Marín: "Eso es lo que está haciendo el Atlético con las sedes de la Academia, el estadio y las actividades en el perímetro del Wanda, y con los 76 equipos que tenemos en la actualidad en la Academia, nuestra Escuela de Valores".

En la 13ª Conferencia internacional de deportes de Dubái

Antes de atender a As, Gil Marín participó en la 13ª Conferencia internacional de deportes de Dubái, donde rompió públicamente esa lanza en favor de los aficionados. "El fútbol es de los aficionados y hay que buscar la fórmula para que exista un retorno a ellos del dinero que se genera en el fútbol gracias a su amor por su equipo", dijo Gil Marín en un momento de su intervención.

El CEO del Atlético compartió la ponencia "El impacto económico de los clubes de fútbol" con Ferrán Soriano, CEO del grupo City, que engloba el Manchester City y varios clubes asociados como el New York City y el Girona, entre otros, y con Zvonimir Boban, secretario general adjunto de la UEFA, y la mesa fue moderada por Kevin Roberts, fundador de Sports Bussines Group. Además de la contundente propuesta de Gil Marín, se habló de que había que descargar el calendario para que los jugadores no jugaran más de 55 partidos al año.

Gil Marín expuso su opinión de que se debe regular un nuevo control financiero a los clubes para que el 70 por ciento de su presupuesto vaya a salarios y amortizaciones de jugadores y otro porcentaje a la Academia de formación de los jugadores, así como a buscar las fórmulas para que "la presencia de los aficionados no se limite a los 90 minutos que dura un partido y van a su estadio a ver a su equipo. Hay que poner un límite a los gastos que se generan en los sueldos de los futbolistas y las comisiones de los agentes. ¿Para qué sirve facturar más si ese dinero sirve para que un jugador en lugar de dos Lamborghinis tenga cinco en su garaje y su agente en lugar de dos casas, tenga cuatro y una finca? Esta locura económica solo lleva a eso y entre los clubes la estamos fomentando realizando fichajes", reflexionaba el dirigente del Atlético al explicar su intervención.

Según Gil Marín, los clubes de fútbol deben encaminarse a un modelo en el que los pilares sean "la academia de formación de jugadores, los aficionados y un vestuario del primer equipo unido. La academia de formación de jugadores, en la que además de los equipos de alto rendimiento haya equipos de formación y fomento del fútbol, y en la que una parte de las instalaciones deportivas sean compartidas por el resto de ciudadanos, sean aficionados al club o no, además de las prestaciones que se le den a los socios del club".

Ferrán Soriano coincidió con Gil Marín en la importancia de las academias porque esa inversión que hacen los clubes en cantera tiene retorno "con los futbolistas que llegan al primer equipo y los que salen a distintos equipos de primera división con los que se recupera la inversión". Para el CEO del City la máxima de su filosofía pasa por "hacer un fútbol bonito para atraer al mayor número de aficionados". De ahí su fuerte apuesta por dar el liderazgo del proyecto de Manchester a Pep Guardiola.

Gil Marín, que remarcó su intención de seguir en la misma línea de eficiencia que han colocado al Atlético en el cuarto puesto del ranking UEFA cuando ocupa el puesto número 15 en ingresos, dejó patente su inquebrantable intención de centrar la política del Atlético de Madrid en sostener al club con los valores que se inculcan en la Academia. "Nuestro proyecto pasa por la ciudades deportivas de Alcalá de Henares y Alcorcón para distintas sedes de la academia y en el anillo olímpico donde habrá tres tipos e instalaciones: una de uso exclusivo del club, otras de uso mixto de socios y vecinos de San Blas, y una de uso público. El Atlético se encarga de la construcción de todas las instalaciones y se benefician sus aficionados y todos los ciudadanos de Madrid".

Cuando hablaron de nuevo mundial de clubes que está preparando la FIFA, Gil Marín dijo que había que limitar las competiciones "porque los jugadores no pueden jugar más de 55 partidos por temporada. Son muchos partidos y no pueden rendir bien si no se descarga el calendario". En este sentido, Boban, comentó que "si creas una competición nueva, tienes que quitar otra. Los jugadores deben preparar bien los torneos y necesitan descansar".