REAL MADRID

Nuevas imágenes revelan que Isco se encaró con la grada

El Golazo de Gol emitió un nuevo vídeo en el que se afirma que la mirada del malagueño va dirigida a la grada después de que ésta le pitara, y no al juez de área.

“Me da la impresión de que Isco protestaba un córner”, declaró Solari en su conferencia de prensa de este viernes. Un discurso que va en la línea del mensaje que sale del club y que Butragueño verbalizó nada más finalizar el encuentro ante el CSKA, donde Isco se encaró con la grada después de que ésta le pitara tras fallar una clara ocasión: "No he visto el gesto de Isco, pero intuyo que él reclama córner”. Pero este viernes, El Golazo de Gol emitió unas imágenes captadas desde detrás de la acción que demuestran que el malagueño se dirigió a la grada del Fondo Norte cuando dijo “¿Qué queréis? ¿qué queréis?” segundos después de que los aficionados perdieran la paciencia con él. El vídeo de El Golazo muestra que la mirada de Isco va en dirección a los seguidores que estaban detrás de la portería del CSKA y no al juez de área (recuadrado en rojo). Estas nuevas imágenes se suman a las que ayer jueves emitió #Vamos, en las que se aseguraba que Isco, después de enfrentarse a la grada, profirió un “hijos de p…”.

Desde ese momento, Isco pasó a estar en la diana del público. Cada vez que tocó la pelota o la perdía (hasta 22 pérdidas, el que más del partido) recibió silbidos. La respuesta de Isco varió de la pasividad a, tal y como mostró El Golazo de Gol en otras imágenes, alzar el pulgar o agitar la mano derecha pidiendo con ironía el aumento de los pitidos. Este incidente deja muy tocado a Isco, que empieza a quedarse sin aliados en el vestuario.

Su relación con los pesos pesados del Madrid no es la mejor. Y eso fue evidenciado por Marcelo tras el partido contra el CSKA. El segundo capitán, más allá de apagar el fuego, le señaló cuando le preguntaron por qué Isco no se puso el brazalete de capitán. "Me dijo que se lo tenía que dar a Carvajal. El motivo no lo sé", aseguró. Horas después, Carvajal le echó un capote y arrojó luz al ‘caso brazalete’ desvelando que el malagueño le había prometido que le cedería el privilegio de ser capitán: "Me hizo mucha ilusión llevar el brazalete de capitán. Quiero agradecer a Isco que me dejara llevar el brazalete, como me dijo". Lo cierto es que Isco está pasando por su momento más complicado dese que fichara por el Madrid, en 2013. En el club están molestos por su estado físico y por su actitud. Tanto es así que, según publicó As este viernes, si el malagueño no reacciona en los próximos meses podrían incluso escuchar ofertas por él en verano.