Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Hoy en As
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Euroliga
FINALIZADO
B. Munich MUN

77

Zenit San Petersburgo ZEN

69

FINALIZADO
Asvel Villeurbanne AVI

89

Milan MIL

82

Liga Portuguesa
Liga Holandesa
FINALIZADO
Heerenveen Heerenveen HEE

1

Willem II Willem II WII

2

DEPORTIVO 2 - 2 NUMANCIA

El Depor se duerme y lo paga caro ante un gran Numancia

Edu Expósito y Borja Valle pusieron el 2-0, Unai Medina y Diamanka sellaron el empate. Los coruñeses dejan pasar la ocasión de ponerse líderes provisionales.

El Deportivo dejó escapar una excelente oportunidad de colocarse como líder provisional. La dejó porque demostró su superioridad desde el primer minuto y se puso 2-0 ante un Numancia que llevaba cinco partidos sin marcar fuera. Y esa confianza, unida a la fe y buen juego de los sorianos, acabó pasando factura con una remontada de quilates de los de López Garai que sumaron un punto que sabe a victoria. El mérito visitante no es poco, porque es el segundo empate que ceden los blanquiazules en un fortín de Riazor en el que habían recibido dos goles, tantos como en este partido.

Y eso que el Deportivo comenzó avasallando al rival, entrando una y otra vez por la banda izquierda con un Saúl omnipresente. A los siete minutos Edu Expósito rozó el gol de cabeza. A los nueve Juan Carlos sacó un perfecto remate de primeras de Quique, pero la jugada siguió y el meta soriano no pudo hacer absolutamente nada ante el misil que clavó en la escuadra Expósito para marcar su primer gol con el Deportivo. El tanto despertó al Numancia, recordándole que limitarse a esperar en Riazor es simplemente un suicido. Y poco a poco, estrategia a estrategia, posesión a posesión, los de López Garai comenzaron a activar a Dani Giménez y a llevar peligro. El Depor aceptó el papel de dominado y se dedicó a buscar una contra o un error visitante. Llegó lo segundo, y grueso. Dimanka cedió atrás y el regalo le llegó a un Borja Valle que no perdonó con un milimétrico remate cruzado. Impotencia de un Numancia que apretaba y llegaba al borde del área, pero ahí siempre aparecía una pierna, una cabeza o la seguridad de Dani Giménez para dejar todo en nada.

El inicio del segundo tiempo puso sobre la mesa el duelo entre maestro (Natxo) y alumno (López Garai) en el diseño de la estrategia. Falta frontal visitante, prolongación de Higinio a la cruceta. Susto para Riazor y aviso del Numancia de que el partido aún no estaba resuelto. Y no lo estaba, porque la insistencia soriana tuvo premio a los 59 minutos con un gol de Unai Medina tras un gran centro de Oyarzun. Primer tanto de los de López Garai fuera después de cinco partidos. Gol encajado por Dani Giménez en Riazor 406 minutos después. El sudor frío despertó al Depor, que rozó el tercero con Bóveda, Carles Gil y Borja Valle. Y no llegó la sentencia, lo que llegó fue el empate tras otro exquisito centro de Oyarzun que aprovechó Diamanka para resarcirse de su error del primer tiempo. De ahí al final, partido en el alambre, nervios, una nueva expulsión en el Depor (Saúl) complicada de entender y una clara lección: el que se duerme, lo paga.