Competición
  • Champions League
  • Hoy en As

REAL MADRID

En Turín ya esperan eufóricos e ilusionados a Cristiano Ronaldo

La Juventus quiere presentar mañana al portugués ante los tifosi. Allegri suspendió ayer sus vacaciones para verse con Agnelli
Modric, ganador del Balón de Oro

Cristiano y la Juventus están a punto de unir sus vidas. El anuncio del fichaje puede ser cuestión de horas. Los tifosi ya no tienen dudas. La pregunta que le hacen a los periodistas no es “¿de verdad puede llegar?”. Se ha convertido directamente en “¿cuándo llega?”. SportMediaset lanzó por la tarde hasta la hipótesis que el día de la histórica presentación sea mañana, justo el 7/7. Ayer, el técnico Allegri interrumpió sus vacaciones para reunirse con el presidente Agnelli en Turín: una comida especial, con CR7 como plato principal. Por su parte, el consejero delegado Marotta y el director deportivo Paratici están en Milán, a la espera de una señal de Jorge Mendes para ‘desatar el infierno’. El agente del crack, que anteayer se reunió con el Madrid ratificando la ruptura con los blancos, le comunicará a los directivos italianos cómo llevar a cabo la operación: en cuanto esto ocurra, y podría pasar también entre hoy y mañana, los dos cogerán un avión privado que los llevará a la capital española para cerrar definitivamente el asunto.

Mendes dio más pistas en declaraciones a Récord: “Si Cristiano se fuese a la Juventus será una nueva etapa y un nuevo desafío en su brillante carrera. Si sale del Madrid quedará eternamente agradecido al club y a todos los madridistas esparcidos por el mundo”.

La propuesta económica bianconera está clara: cien millones al Madrid y 30 netos por temporada al portugués, que según varias informaciones tras dos años en Italia se marcharía a Estados Unidos para acabar allí su carrera profesional (confía en jugar al menos hasta los 37 o 38 años).

La Juve, con algún sacrificio en el mercado (aunque Nicolás Higuaín desmintió en Sky un acuerdo de su hermano con el Chelsea asegurando que el Pipita “es feliz en Turín) y, muy posiblemente, la ayuda del grupo Fiat Chrysler como patrocinador de la ambiciosa operación (340 millones entre ficha y traspaso), sabe que puede permitirse esta inversión y sólo espera la luz verde desde Madrid, cuestión de tiempo.

El acuerdo alcanzado el pasado mes de enero entre José Ángel Sánchez, en nombre del Madrid, y Jorge Mendes, en representación de Cristiano, para rebajar la cláusula del crack portugués de 1.000 millones (ahí ya se habló de bajarla a 100), ha facilitado mucho el acuerdo entre los dos clubes, que está prácticamente cerrado. El único punto de discordia es la forma de pago, que el Madrid quiere que se haga en un plazo y la entidad turinesa pretende que se haga a plazos.

El otro punto que falta por cerrar para que el traspaso de Cristiano a la Juventus sea un hecho, son los flecos del contrato del portugués referentes a las diferentes cláusulas y a los derechos de imagen.

Todo ese papeleo y el hecho de que Cristiano esté ahora mismo disfrutando de sus vacaciones ha evitado que se haya hecho ya oficial el traspaso. De hecho, el entorno de Cristiano ve complicado que mañana el astro portugués pueda ser presentado como nuevo jugador de la Juventus ante los tifosi en su estadio. Pero la Juve aprieta. La euforia está desatada en Turín...