Piqué: "No es mi caso, pero un independentista podría jugar en la Selección española..."

SELECCIÓN

Piqué: "No es mi caso, pero un independentista podría jugar en la Selección española..."

Piqué compareció ante los medios de comunicación en la Ciudad del Fútbol en Las Rozas para dar sus explicaciones: "No se puede dudar de mi compromiso".

Gerard Piqué compareció en rueda de prensa, en La Ciudad de Fútbol de Las Rozas, para referirse a su situación personal. Máxima expectación después de 1-0 y de sus tuits tras lo vivido el pasado domingo en Cataluña y el entrenamiento a puerta abierta de la Selección. 

¿Te has planteado dejar la Selección?

“Quiero que preguntéis todos, como si estamos una hora y media aquí. Lo que quiero es hablar y solucionar todo este problema. Nos estaremos el tiempo que vosotros queráis, podéis preguntar todos. Paciencia y tranquilidad. El primer día, que fue a puertas abiertas el entreno fue difícil porque obviamente no te gusta que la gente que apoya y anima tu equipo, en este caso la selección, esté en tu contra y además con esa… No con esa violencia, pero sí… Al final recibir insultos y silbidos no es del agrado de nadie. Pero creo que es un reto para mí y estoy aquí para intentar darle la vuelta y creo que puedo hacerlo. Creo que hay mucha gente en España y cuando digo España obviamente hablo de todos que mediante el dialogo pueden entender cómo me puedo sentir y todo lo que expreso y que a partir de ahí, independientemente de que pueda pensar de una manera y mucha gente pueda pensar de otra creo que mediante el respeto y mediante la coherencia creo que puede llegar todo a buen puerto. Por eso estoy aquí, obviamente también porque el míster ha decidido que esté aquí y los compañeros también. Y nada… ayudar en todo lo que yo pueda, que es en el campo sobre todo. El viernes es el primer partido y estamos delante de un objetivo del que llevamos detrás más de un año y que a pesar de que ahora parezca que lo tenemos cerca es muy complicado llegar a esta situación de que ganando a Albania virtualmente estamos clasificados. Entonces creo que nos tenemos que centrar sobre todo en esto y en intentar ganar los tres puntos”.

¿Qué mensaje le manda a la afición que duda el compromiso?

“Es imposible poner en duda mi compromiso. Llevo aquí desde los 15 años, considero esto una familia y lo he dicho siempre. Tanto compañeros como entrenadores, fisioterapeutas, doctores, gente de prensa… Considero esto una familia. Es una de las grandes razones por las que sigo aquí. El compromiso con la selección nacional, por mi parte al menos, ha sido siempre el máximo que he podido aportar en todos los ámbitos. Entonces me duele que haya duda de mi compromiso. Lo he dicho muchísimas veces: me siento muy orgulloso de estar en la Selección española, me siento muy orgulloso de formar parte de un grupo de jugadores que son únicos y de intentar conseguir todos los títulos posibles con ellos. Entonces el mensaje es Que no duden de mi compromiso y que me siento muy orgulloso de estar aquí”.

¿Se arrepiente de lo que dijo el domingo?

“No me arrepiento porque es lo que siento pero creo que estamos en un mundo en el que al final todos somos personas y las personas al final tenemos nuestras opiniones. Nuestras opiniones vienen por nuestro entorno, por dónde vivimos y por la información que nos llega y es imposible que todos pensemos igual. Yo voy a pensar distinto de ti, como de muchos otros que hay aquí como obviamente en el país hay gente que piensa de forma distinta. Y así como yo puedo pensar de una manera, que ya lo sabe todo el mundo que yo estoy a favor de que la gente pueda votar: que pueda votar sí, pueda votar no o pueda votar en blanco, pero que pueda votar, también respeto que otra gente pueda opinar que los catalanes no tenemos que votar como pueda ser Rafa Nadal o puede ser otra mucha gente. Yo eso lo respeto, no tengo ningún problema, al final cada uno tiene su opinión. Creo que mediante el respeto y el dialogo se llega siempre a buen puerto. Yo con la Selección hay jugadores con los que hablamos, obviamente es un tema recurrente, y hay compañeros de la Selección que piensan distinto a mí. Y al final hablando llegamos a la conclusión de que sí, de que hay muchas cosas que se podrían solucionar. Pero no nos toca a nosotros, nosotros al final somos futbolistas”.

¿Entiendes a la gente que dice que es incongruente votar en el referéndum y que luego juegue con España?

“No es incongruente. Y te diría más, te lo llevo al extremo, que no es mi caso: creo que un independentista podría jugar en la Selección española. Porque no hay selección catalana y porque no hay selección catalana y porque el independentista no tiene nada en contra de España. El catalán no está en contra de España, el catalán que quiere la secesión. Hay muchos catalanes que simplemente quieren ser independentistas porque quieren tener su propio país. Entonces si no hay una selección ahora en Cataluña, si tú no tienes nada en contra de España, es más crees que es un país que es la hostia, con gente de puta madre, no me gusta hablar así pero es como es. ¿Por qué no un independentista podría jugar con la Selección española? Es una pregunta que te planteo. Y no es mi caso, te repito, no es mi caso. Pero, ¿por qué no podría? Al final tendemos a llevarlo todo al sentimentalismo y al fanatismo cuando al final aquí somos un grupo de gente que lo que intentamos es ganar para que España pueda ganar. Nada más. Y el que rinda mejor en el campo es el que va a jugar y al que el entrenador va a llegar”.

Mezclar política y deporte es peligroso, pero lo mezclaste.

“Somos jugadores pero ante todo somos personas. Entiendo la postura de muchos jugadores que no quieran hablar de política. Hablar de política es un marrón, te lo digo yo personalmente. Entiendo absolutamente la postura que dice ‘no, prefiero no mojarme, al final es algo que no me toca, yo soy futbolista’, la entiendo perfectamente. Pero quiero que sean comprensivos conmigo si yo me quiero mojar o quiero expresar lo que yo siento. Somos personas, antes que futbolistas recordad que somos personas. Entramos en un terreno de juego y tenemos nuestros problemas, personales, familiares… Y tenemos que convivir con ello y trabajar con todo ello, como vosotros hacéis en vuestras profesiones. Entonces por qué vosotros podéis opinar de política, cualquiera: un camarero, un periodista, un mecánico… Y el futbolista no puede hablar. Es algo que creo que está establecido así y no tiene una razón de ser”.

¿Alguien le ha aconsejado no estar en primera línea de militancia?

“No considero estar en primera línea de militancia, esto para empezar. Y segundo, obviamente que he hablado con gente y hay gente que me aconseja que no hable más de política. Bueno… Yo los consejos siempre los escucho y a partir de ahí tomo mis propias valoraciones de ello. Pero es que creo que tampoco me he mojado… O sea… He intentado hablar de lo que yo pienso y de mi opinión, pero nunca me he posicionado en ningún bando. Simplemente he dicho que creo que la gente tiene que votar, nada más. Y votar sí, votar no o votar en blanco. Es que cualquier opción es válida. Pero no creo que me haya puesto de un bando y haya intentado defender ese bando con uñas y dientes, no ha sido así”.

¿Seguirá hasta el Mundial?

“Estoy convencido de que hay muchísima gente en España… Ha habido manifestaciones en Sevilla, Madrid… a favor de que los catalanes puedan votar. No quiero llevar esto a este terreno, es decir, esto es una cosa aparte y quiero transmitir que hay gente en España con opiniones muy diversas. Cada uno puede opinar lo que le dé la gana, simplemente nos tenemos que respetar entre todos y respetar las opiniones, aunque sean muy distintas, aunque sean de extremos, da igual. Al final lo más importante, lo que primar aquí, es el respeto y mediante el diálogo estoy convencido de que se puede llegar a buen puerto. Entonces, estoy convencido que todos los pitidos paren es muy difícil que paren y al final cuando pitan cuatro parece que pitan muchos. Pero sí que si hay gente que duda si pitar que me escuche y diga `hostia, al final es muy razonable lo que plantea’. Entonces erradicar los pitidos va a ser muy difícil, pero si yo fuera aficionado de la Selección española y puedo elegir entre intentar ayudar a mi Selección y animar o intentar ir a pitar a Piqué igual hay gente que dice ‘hostia, puede me voy del lado de animar’. Y ya no es por mí, que me duelen pero es algo que ya he convivido cierto tiempo con ello, es por mis compañeros. Por ellos es por los que de verdad me siento incómodo por esta situación porque no se merecen vivir esta experiencia en la cual un compañero suyo es pitado por todos los campos por los que va en España”.

¿Por qué cree que hay diferencia con otros que se han manifestado?

“No tengo ni idea y no creo que ayude intentar llegar a una conclusión porque al final es muy difícil. A la gente le llega información de todos lados, a veces es manipulada, a veces no… Es lo que hay, es la situación que hay y hay que afrontarla. Y me veo con mucha capacidad, como te he dicho antes,  creo que es un reto para mí muy grande el poder intentar darle la vuelta a esto. Estoy aquí y estoy convencido de que puedo hacerlo”.

¿Entiende que los compañeros estén cansados de defenderle?

Puedo entender que estén cansados, sí, sí. A mí no me gustaría ver que todas las ruedas de prensa se centran absolutamente sólo en mi figura y en que les pregunten por mí. Por eso he salido aquí porque al final creo que en vez de que salieran dos compañeros más y que les inundaran de preguntas respecto a mi persona prefería salir yo y responder a todo lo que haya que responder”.

¿Cómo es su relación con Sergio Ramos?

“Lo de Sergio Ramos es todo una mentira, con Sergio Ramos nos llevamos fenomenal, lo he repetido 20.000 veces. Es más, seremos socios ahora de un negocio que le planteé. Entonces ya está bien de tópicos y de decir que con los jugadores hay mala relación, Sergio y Piqué la relación de nunca acabar. La relación con Sergio es fenomenal. De verdad, me gustaría que un día lo vierais. Entonces dejémonos de estos tópicos. Es lo fácil: ‘cada vez que vienen a la Selección Sergio y Piqué se tienen que reunir y acercar posturas’. ¡Venga, hombre! Que no, no hace falta, estamos muy cerca”.

¿Se ha planteado dar un paso al lado?

“Sí me lo he planteado. Porque al final  creo que tienes que valorar todas las opciones. Pero valorándolo mucho creo que lo mejor es continuar y aceptar este reto de darle la vuelta. Irse ahora sería dar la razón a toda esa gente, que no creo que haya una mayoría en España, que entiende que la mejor solución a esto es insultar y silbar. Irse daría la sensación de que ellos han ganado y no les voy a dar ese lujo. Estoy convencidísimo de que hay muchísima más gente que están a favor de que me quede e intentar pues darlo todo por la Selección”.

Albania, ¿qué difícil, no?

“(Risas) Siempre tú, ¿eh? Albania es una selección que… (risas) estaba preparado para una cosa… Es una selección que es muy complicada, lo demostró ya clasificándose para la última Eurocopa. Allí nos costó muchísimo más de lo que al final pareció, se encierra muy bien atrás y que luego en las contras te pueden hacer mucho daño. Tenemos que tener cuidado en controlar bien y el partido y en cuando ellos recuperen la pelota estar atentos en las vigilancias, que no nos creen muchas contras y peligro y las ocasiones que tengamos aprovecharlas”.

¿Es independentista?

“Es la pregunta del millón y obviamente no te la voy a contestar. No te la voy a contestar porque creo que los jugadores somos figuras globales. Entonces no puedo decantarme por un lado u otro. A partir de ahí la mitad de todos mis seguidores, sea en España o si no serían los catalanes, los perdería porque la gente pone la política por encima de todo lo demás y nosotros aquí venimos a jugar al fútbol. Te puedo decir que mis hijos son colombianos, libaneses, catalanes y españoles, estamos en un mundo global en el cual los países creo que ahora es lo de menos. Está todo tan conectado y es tan fácil ir de un sitio a otro que creo que ahora mismo mi respuesta es lo de menos. Hay un problema político muy grande en España, que va a más, que cada vez hay puntos más radicales y que o se encuentra la solución que es diálogo. O sea, lo único que nos llevará a un punto intermedio es el diálogo, o esto cada vez va a ir a más y la repercusión y las consecuencias no las sabe nadie. Entonces creo que Debemos ser muy coherentes, tener mucho respeto los unos a los otros, los que tienen una opinión y la otra, e intentar hablar. El diálogo lo puede conseguir todo”.

¿Se ha planteado dejar la Selección?

“También me lo he planteado, por qué no. Me quiero ir de aquí y cerrar mi etapa de la mejor manera posible. Son casi diez años, es casi un tercio de mi vida. Entonces no me quiero ir por la puerta de atrás y sentir que han acabado las cosas mal. Para mi este equipo y este staff técnico y todas las personas que forman parte de la Federación son como mi familia. Estoy convencido de que hay muchísima gente en España que me aprecia y que me tiene como un jugador que siempre lo ha intentado dar todo. Quiero continuar por todos ellos. Sé que hay gente que no le podré hacer cambiar mi opinión y que siempre que me vea pues me va a silbar. Pero me siento muy fuerte para poder afrontar este reto de poder darle la vuelta a todo esto”.

¿Elegiría Cataluña o España?

“No sé lo que pasaría. Es un escenario que tampoco me he planteado. Pero si así fuera supongo que habría un proceso de dos o tres años, como el brexit. El brexit ha sucedido y ahora hay un proceso para que UK se vaya de Europa. Creo que con Cataluña pasaría lo mismo. En mi caso, tras dos o tres años, yo tendría 33 años  y no creo que tuviera que tomar la decisión, entonces no me lo he planteado”.

¿Se arrepiente de sus tuits?

“Las redes sociales son mucho más frías. Yo puedo venir aquí y estar hablando contigo tranquilamente y de esto estoy convencido… Si yo cogiera toda la gente que me silba en un estadio, la pongo en una mesa me pongo a cenar con ellos y no me silbaría nadie después de cenar”.Se arrepiente: Es que es muy frío y la gente lo puede interpretar de muchas maneras. Yo aquí hablo contigo y es muy difícil interpretar de diferentes maneras lo que estoy hablando. En Twitter al final ven que hago un retuit o que hago un comentario. Y de ese comentario puedes extraer mil conclusiones. Entonces la gente tiene su propia opinión, es lo que hablábamos antes. Yo entiendo que haya gente que se pueda sentir ofendida. Si se han sentido ofendidos estoy aquí para hablarlo y que entiendan mi postura.

En Luxemburgo se explicó bien y ahora…

“Pero la postura es la misma que tenía en Luxemburgo, no ha cambiado nada. Que la actuación del domingo en Cataluña me doliera porque al final tengo mi familia en Cataluña y hay gente que está sufriendo muchísimo. Lo hable con el míster también, hablamos de política porque al míster le gusta mucho. Es muy difícil transmitiros a vosotros que estáis en Madrid o da igual… en Andalucía en el País Vasco o donde sea, que entendáis lo que está pasando en Cataluña si no vais ahí. Al final la  televisión os muestra lo que quiere que veáis, pero yo he visto algo muy distinto que quizá lo que vosotros percibáis desde aquí. Entonces yo puedo tener una opinión muy distinta de lo que he visto el domingo a la que tenéis vosotros. Entonces sentarse, hablar, estar una o dos horas, poder tomar un café con el míster, con Sergio, con quien sea…Intentar comentarlo creo que es bueno. Por eso digo que al final el diálogo acerca a las personas.  Ahora mismo estamos en un punto en que se está radicalizando todo. Creo que España y Cataluña es como el hijo que tiene 18 años y se quiere ir de casa. Cataluña ahora mismo se siente que es tratada de una manera que no se acerca a la realidad, a la vida real. Entonces España tiene dos opciones, y cuando digo España estoy hablando del Gobierno: o sentarse como haría un padre y dialogar o quizá ese hijo se te va. Pero es que es así, estamos en esta situación. Entonces no pierde nada en sentarse y hablar. Y así como hablo de gobiernos hablo de nosotros. Hay gente que puede estar en desacuerdo conmigo pero si yo hablo con ellos y expongo lo que pienso y mi opinión estoy convencido no de convencerlos, pero al menos respetarían mi opinión y de eso es de lo que se trata”.

Muestras de cariño

“He recibido muchísimas. De gente de aquí de Madrid, Sevilla… Lo que he dicho antes, la gente ve las cosas de distinta forma, puedes tener opiniones variadas pero al final lo más importante es el respeto y el diálogo, hablar… Hay gente que te entiendo, que ya con que te puedas expresar, independientemente de que piense distinto a ti, se siente cercano y le alegra de que hay gente que se pueda expresar. Pero a los que no lo entienden así estoy convencido de que hablando los pondría de mi parte. Ha habido muchas muestras de cariño, nombrar una no sería justo. Hay muchos mensajes de apoyo, sobre todo por móvil, de muchísima gente”.

El lunes podría declararse la independencia...

“No tengo ni idea, debe ser una noticia de hace poco. El domingo se intentó hacer un referéndum que por las circunstancias que todos ya sabéis  no se puedo llevar a cabo al 100%. Entonces aquí hay varias formas de verlo. Hay unos que estoy convencido que si estoy es cierto, que de verdad no tengo ni idea, que ya quieren plantear la declaración unilateral de independencia y hay otros que a lo mejor quizá piensan que lo mejor es hacer unas elecciones en las cuales pues haya una parte que sea del sí y otra del no y a partir de ahí se marquen unos resultados. Y hay otros que estoy convencido de que no quieren ni que los catalanes voten. Las tres opciones son válidas. Si quieres que te diga la verdad no lo he valorado, no me he dedicado a pensar que es lo que quiero ahora mismo. Lo que quiero es jugar el viernes, jugar un gran partido y clasificarnos. Eso es lo más prioritario, mucho más prioritario que lo otro, porque por cercanía el viernes me cae antes que el lunes, esto para empezar. Luego si al final esto es así, que como te digo debe ser una noticia de última hora porque no lo tenía en cuenta, no sabía que ya era oficial, pues me intentaré informar y miraré cuál es la mejor decisión y lo que yo crea que es lo mejor”.

Si se declara la independencia, ¿cómo reaccionaría?

“Lo estáis centrando todo en mí y no importa cómo reaccione yo. Esto es mucho mas grande e importante que mi persona. Estamos hablando de un país como es España, de no sé cuántos años de historia, que hay una parte que se quiere ir. Qué importa la opinión que pueda tener yo. Puedo tener mi propia opinión como cuando puse que fui a votar y puede ser sí, no o en blanco. Puedo tener mi opinión. Pero esto va mucho más allá de lo que pueda opinar yo. Aquí hay millones de personas que se están manifestando en la calle a favor de votar. Hay creo más de un 80% en Cataluña de gente que quiere votar y hay otros muchos en España que se están manifestando a favor de estos catalanes. Y hay otros muchos que no quieren que los catalanes voten. Pero esto se soluciona hablando. Y no soy yo aquí para dar mi opinión y que en base a mi opinión haya una guerra de ‘ha opinado mal o ha opinado bien’. No importa mi opinión. Aquí importa que los políticos hagan su trabajo y se solucione este problema”.

¿Cuál es el mensaje de Lopetegui y del vestuario hacia usted?

"Mensaje ninguno. Nos saludamos y nos abrazamos como hacemos siempre. No hubo nada distinto en el saludo. Después sí que es verdad que hemos estado hablando y en contacto. Pero no ha habido nada especialmente remarcable. Lo que más me ha dolido son los compañeros, porque creo que es una situación que no es nada agradable para ellos, que se la encuentran e intentan aceptarla y digerirla pero que lo mejor sería que no existiera. Por eso estoy aquí, para aceptar este reto e intentar darle la vuelta”.

¿Alguien le ha mostrado su malestar?

“A mí personalmente no”.España y Cataluña separadas serían más débiles: “Lo serían, sí. De inicio serían más débiles, eso es así”.Qué pasaría ganando el Mundial con un gol suyo: “Te gusta el morbo a ti, ¿eh?. No sé, espero que todos estuvierais encantados. Aunque hay algún periodista de estos radicales que prefieren que no lo ganemos. Ahí no me puedo meter…”.

¿Qué le pareció el mensaje del Rey?

“Sinceramente no lo escuché. Quería escucharlo pero se me pasó, estaba jugando a la pocha y suena a que no nos importa nada y de verdad que nos importa la situación. Pero estábamos jugando a la pocha y no puedo comentarlo porque no lo vi. Luego hay opiniones diversas. Seguro que hay gente a favor, en Cataluña por los inputs que me llegan les hubiera gustado que fuera un mensaje más cercano a los catalanes y a las personas heridas el domingo pero no lo pude escuchar”.

¿Cree que cambiará de opinión la gente?

“Ojalá, no lo sé. Estoy convencido de que todos es muy difícil. Al final en cuando piten unos cuantos suenan mucho los pitidos pero al final simplemente quiero que la gente vea que soy una persona coherente, una persona que defiendo lo que pienso pero que respeto y entiendo que haya otra mucha gente que pueda pensar distinto. Simplemente les pido que respeten mi opinión y que nos respetemos mutuamente y que nos sentemos a dialogar entre todos, no sólo los de arriba los políticos que llevan los gobiernos sino también las personas. Al final todo se resume en las personas”.

¿Cree que le pitan porque tiene la etiqueta de independentista?

“Puede ser, no lo sé. Al final seguro que son muchas circunstancias, no sólo una. Y al final es un cocktail difícil de digerir y hay mucha gente que se suma. Pero tampoco quiero intentar buscar las razones si no encontrar la solución. Y la solución está en el compromiso máximo, en trabajar muchísimo en el terreno de juego, dar el mejor rendimiento posible para que el equipo gane y que la gente vea que me siento muy orgulloso de estar aquí”.

0 Comentarios

Mostrar