ATLÉTICO-REAL MADRID

Cinco fortalezas y debilidades del Atlético de cara al derbi

El equipo rojiblanco llega al derbi presionado por la clasificación, pero con su estilo mejorado como arma y el Calderón como atmósfera.

Cinco fortalezas y debilidades del Atlético de cara al derbi
JESUS AGUILERA DIARIO AS

Atlético – Real Madrid en directo

El Atlético-Real Madrid marcará en buena medida lo que se puede esperar del Atleti esta temporada en lo que a LaLiga se refiere. El equipo de Simeone necesita un buen resultado para no distanciarse demasiado de la cabeza, lo que le obliga a llevar la iniciativa e ir a por el partido, mientras que se encontrará con un Madrid con más oportunidades para ser especulativo. Analizamos los puntos fuertes y débiles del Atleti en este derbi, el último del Vicente Calderón.

Puntos fuertes.

1. El Calderón:. 50 años después, el Calderón echará el cierre esta temporada y el del 19-N es su último derbi en LaLiga (a expensas de que Copa y Champions deparen algo más para el feudo rojiblanco). Como era de esperar, no queda ni una entrada desde hace semanas y el coliseo atlético rebosará para apoyar a su equipo y llevarle hacia un triunfo que necesita. La atmósfera del Calderón, siempre especial, será un jugador más en el derbi.

2. La solidez atrás. llega el Atlético cuestionado en relación a lo defensivo tras dos derrotas en sus dos últimas salidas (Sevilla y Real Sociedad) y haber encajado goles en los cuatro últimos partidos. Pero esos deslices lo único que han hecho ha sido maquillar negativamente unos números que siguen siendo estupendos: el Atlético ha recibido 8 goles en 11 jornadas de LaLiga y nueve en total en los 15 encuentros de temporada. En España sólo le supera el Villarreal, con siete goles encajados.

3. La nueva dinámica en ataque. En el pasado los choques entre Atlético y Real Madrid solían reducirse, desde la perspectiva táctica de los rojiblancos, en estar sólidos atrás y aprovechar contragolpes y errores puntuales para penalizar al eterno rival. Una táctica que, bien es cierto, funcionó de maravilla en las últimas temporadas, pero el Atleti este año tiene algo más. Con Koke en el medio, Carrasco en versión estrella, Gameiro aportando y Griezmann liderando, se puede esperar un equipo colchonero mucho más interesado en llevar el peso del partido.

4. La inercia en los derbis. Si en el pasado se hablaba, y bien lo han reconocido jugadores atléticos de aquella época, de cómo pesaba no haber ganado al Madrid durante casi 14 años a la hora de jugar los derbis, eso bien puede aplicarse ahora, pero desde la perspectiva contraria. El Atlético lleva tres temporadas sin perder un derbi en LaLiga: dos empates y cuatro victorias en los seis últimos partidos. Una dinámica positiva que tendrá su influencia, buena en el Atleti y no tanto en el Madrid.

5. Griezmann, a punto. El entrenamiento del jueves dejó ver a un Griezmann sonriente e integrado con el grupo, sin rastro de sus problemas en el pie. El concurso del punta francés en óptimas condiciones es fundamental para el Atleti, pues no sólo es el máximo goleador del equipo; también es el principal conducto por el que fluye el ataque colchonero, con esa capacidad que tiene para asociarse desde la mediapunta. Además, conoce estos partidos y sabe cómo jugarlos: el curso pasado ya decantó el derbi del Bernabéu con un golazo.

Puntos débiles

1. La clasificación presiona. Dijo Gabi hace unos días que “no es una final, pero es un partido muy importante”. Habrá aficionados atléticos que sí lo vean como una final, y no les falta razón: un triunfo del Madrid dejaría al Atleti a nueve puntos del liderato, con lo que eso conlleva en un torneo doméstico que suele cerrarse con el campeón rondando los 90 puntos (si no alcanza los 100, como ya hicieron Madrid y Barça hace poco). Esa situación puede tornarse ansiedad, algo que Simeone deberá vigilar.

2. Dudas atrás. Comentada está la clásica solidez del Atleti en defensa, pero bien es cierto que en los últimos partidos se ha visto una versión del equipo rojiblanco más vulnerable, menos centrada que de costumbre. Eso penaliza ante rivales buenos, como ya pasó ante Real Sociedad y Sevilla, y todavía más ante un equipo como el Madrid, con el talento que acumula de mediocampo en adelante. Las concesiones en zonas peligrosas quedan terminantemente prohibidas.

3. Milán en el recuerdo. No escapa a nadie que éste es el primer derbi tras la pasada final de Milán, que acabó con Undécima para el Madrid y la enésima decepción rojiblanca en Europa. Ese recuerdo puede tener un peso en el vestuario rojiblanco, acostumbrado a plantar cara y ganar al eterno rival en los últimos años, pero también a ceder en los momentos fundamentales, como en Lisboa o en los cuartos de final de la 14-15. El trabajo de Simeone aquí es claro: convertir esa memoria en un impulso, aunque el Cholo (de puertas afuera del vestuario) reniegue de la palabra “revancha”.

4. Ausencia de laboratorio. El Atleti no ha marcado aún ni un gol en jugadas de estrategia, un arma que le dio buenos frutos contra el Madrid en el pasado, con goles de Tiago o Godín como ejemplo. Por el contrario, el Real Madrid se ha convertido en las últimas temporadas en un equipo temible en esa suerte, con Bale y Cristiano a la cabreza como grandes cabeceadores, y ya quedó claro en Milán, donde el equipo de Zidane remató claramente dos balones en los primeros 15 minutos, uno de los cuales acabó dentro de la portería.

5. El dilema del estilo. Las recientes derrotas ante Sevilla y Real Sociedad han abierto un debate importante en el seno del Atleti, avivado por las palabras de Gabi sobre la fragilidad que tienen en el medio con Koke. Algunas voces apuestan por mantener la idea del equipo esta temporada, jugar más y depender menos de los errores rivales; otros, por un retorno a la base, con la defensa como principal argumento y cediendo la iniciativa. Estas dudas no deben afectar a los jugadores sobre el césped en el derbi: sea un camino u otro, el Atleti debe salir sabiendo desde el minuto 1 a qué quiere jugar.