ATLÉTICO DE MADRID

Simeone: "Espero estar el año que viene en el nuevo estadio"

El entrenador del Atlético, en la presentación de su libro autobiográfico: "Griezmann está destinado a estar con Messi, Ronaldo y los mejores del mundo".

0

Celta vs Atlético en directo

Diego Simeone ha presentado este mediodía en el Calderón su libro autobiográfico Creer, el desafío de superarse siempre. Un relato que repasa la trayectoria deportiva y vital del técnico del Atlético. En la sala Vip del estadio, el técnico ha estado acompañado de Enrique Cerezo, presidente del club, y de miembros de la entidad y de su cuerpo técnico. Cerezo ha destacado que la trayectoria de su entrenador “ha estado marcada por la lucha y el esfuerzo, dejando patente en el Atlético su dedicación y perseverancia como jugador, que ha trasladado ahora al banquillo”. Cerezo no tiene dudas al afirmar que “el Cholo ha logrado consolidar al Atlético entre los mejores y sus frases “si se cree y se trabaja, se puede y la pertenencia es fundamental” son ya patrimonio de toda la familia atlética.

Después, se dio paso a un coloquio entre Pepe Pasqués, jefe de prensa personal de Simeone y el técnico para explicar el contenido del libro.

¿Qué es creer?

Esa palabra relaciona mi forma de vivir con los aspectos del fútbol. Todo es creer. Sintetiza mi vida. En el libro se aprecia como las vivencias del juego se trasladan a la vida. Este libro no es la verdad absoluta, pero es una parte de mi verdad.

Desde su llegada al Atlético la gente ha hecho suyo ese discurso?

Llegamos al club en un momento ideal. Las cosas no suceden por casualidad. Llegamos con una energía enorme para recuperar lo que fue el Atlético. Y en el devenir del trabajo cotidiano con los objetivos en común nos fuimos encontrando. La gente se siente hasta partícipe del trabajo, y eso no es fácil. Te das cuenta en el campo. Tenemos que cuidar eso.

¿Qué valor le da a la pasión?

No entiendo la vida y el deporte sin ella. Todos podemos fallar, pero no tolero la no entrega. Si tienes pasión para una cosa lo tienes para todo. El camarero, el utilero, el presidente el jugador. En el juego se ve reflejado lo que sientes.

En el libro dice que los momentos de crisis son geniales…

Es difícil de explicar pero con la dificultad es cuando mejor convivo con la situación. Algunos se aceleran, se ponen nerviosos. A mí me pasa eso cuando nos toca ganar y yo soy justo lo contrario cuando no gano. Tranquilo, calmado y así llego a las mejores conclusiones.

Dice que siempre evita los conflictos y que lo aprendió de su padre.

Mi viejo tuvo una forma de manejarse, de pensar, Dice que en una confrontación el que piensa menos pierde.

Asegura que un jugador es una pieza dentro de una máquina, pero esa pieza por sí sola no hace funcionar la máquina.

Armar un equipo es muy difícil. Entendemos el trabajo colectivo en base al talento. El fútbol individual es difícil de sostener. Las individualidades deben adaptarse. Neymar, Messi, y Suárez son la referencia. Han logrado llevarse bien.

¿Y qué me dice de soñar?

Está bien, pero a veces digo cuidado con soñar porque eso quieres decir que te estás durmiendo. Hay que trasladar el sueño a la realidad.

Valora mucho el observar.

Todos miramos y escuchamos, pero observar no es lo mismo. Hay que interiorizar. Yo veo salir al campo a mis jugadores y me imagino la situación de cualquiera. A los cinco minutos ya sé si los que más llevan están bien o no. Leer la mirada, los ojos, estudiar sus gestos, los movimientos del cuerpo… para para resolver de la forma más rápida. La diferencia entre perder y ganar es chiquita. Todo el tiempo que pierdes para encontrarte con el partido es tiempo ganado por el otro.

En el libro hay muchas frases y vivencias, pero un relato especial y su sensación en el túnel antes de salir al campo.

Puede explotar una bomba, que no me entero. Estamos muy involucrados. La llegada del autobús, ver las camisetas en el vestuario, los momentos previos con el árbitro… se te pasan muchas sensaciones cada uno con su personalidad. Los que han jugado tienen la suerte de entenderlo. El miedo también está. Te hace estar más atento. El que dice que no tiene miedo creo que no es real.

De un día al siguiente pasó de ser jugador a entrenador. ¿Cómo fue ese proceso?

Con 26 o 27 años ya quería ser entrenador. Diseñaba en mi cabeza ya planes de entrenamientos para mis compañeros. Se dio de un día para otro en Racing. Y sabía que quería ser el mejor. Desde ese momento nunca más tuvo la sensación de querer volver a jugar porque le di todo al fútbol. No me quedaba nada. Así se lo digo a los jugadores, quiero contagiarles ese sentimiento que cuando lo dejen lo hayan dado todo y se sientan tranquilos.

Habla de pasión, como la que siente Griezmann. ¿Cómo valora que le llamara antes de renovar?

Él sabe que está en un club maravilloso, que está creciendo día a día y que le está dando la posibilidad de ser el jugador que es hoy. Además se ha encontrado a un entrenador que lo quiere. Está destinado a estar entre los mejores del mundo, entre los Messi y Ronaldo. No voy a esconder que valoro su llamada.

¿Si este año no gana la Liga o la Champions dejaría de creer en el Atlético?

Yo sigo siendo transparente. Esperamos trabajar y mejorar el inicio de temporada que estamos haciendo. Más allá de eso estoy contento. Estamos construyendo un gran estadio y el año que viene me gustaría estar en él.

¿Qué opina sobre las declaraciones de Tebas cuando dijo que económicamente es importante que Real Madrid y Barcelona estén arriba?

El fútbol es un negocio, el que no entienda eso no está en este mundo.