ESPAÑA-REPÚBLICA CHECA

Una ocasión histórica para La Roja bajo el volcán De Gea

El caso del meta ensombrece el asalto de la Selección al tetracampeonato. El valor medio del jugador de España es diez veces el de Chequia.

Si no hay merma en la capacidad del jugador, actuaremos como estaba previsto”, dijo Del Bosque al ser acribillado a preguntas sobre la estado emocional de De Gea en el estreno de España en la Eurocopa. Existe presunción de inocencia, presunción de entereza y presunción de titularidad sobre el meta, envuelto en un caso sin precedentes en la Selección. Un caso que ha alterado la hoja de ruta de la transición sosegada prevista por el técnico, que creía haber encontrado el momento de relevar a Casillas sin provocar escoceduras.

No hay más debate en España que la conveniencia de elegir entre un meta en la cresta de su carrera sacudido por un vendaval mediático y una leyenda que ha empezado a anochecer. Es más cuestión de sensaciones que de datos, porque en la temporada han ofrecido registros parecidos: 49 partidos de De Gea y 40 de Casillas en dos equipos muy por debajo de sus expectativas, un gol encajado por encuentro de promedio y entre un 35% y un 38% de partidos imbatidos en cada uno de los casos. Decidirá la intuición de Del Bosque, que estaba inclinado hacia De Gea y que, salvo socavón anímico, sugiere que no cambiará de planes, pese a que Casillas lleva nueve partidos sin encajar un gol con La Roja.

El resto no anda en discusión: una defensa y una arquitectura en el centro del campo de corte clásico, Iniesta y Silva como directores de operaciones y Morata y Nolito al cargo del gol. No hace muchos el canterano del Madrid, pero su trabajo es productivo para el resto. Y anda desatado Nolito, que ha metido cuatro goles en nueve partidos con España.

Por el ataque y por el banquillo ha ido renovándose la Selección sin revoluciones ni barricadas (diez jugadores nuevos respecto al Mundial), aunque sigue manteniendo una edad media superior a los 28 años y siete futbolistas con más de 50 partidos internacionales. Un equipo que aún anda en buen estado, con un valor medio de mercado de 25 millones de euros por futbolista (diez veces más que los checos) y la experiencia necesaria para afrontar los retos de conquistar la Eurocopa por tercera vez consecutiva y desempatar con Alemania en número de títulos (tres).

Enfrente estará Chequia, una selección que conoció tiempos mejores pero que ha estado en todas la fases finales de la Eurocopa desde que se escindió de Eslovaquia. Cech, Rosicky y Plasil, sus tres futbolistas de cabecera, suman 103 años, pero con ellos y con los que ha ido incorporando Pavel Vrba, nombrado seleccionador tras el fracaso de no alcanzar el Mundial de Brasil, llegó a Francia ganando un grupo en el que estaban Turquía y Holanda (eliminada).
Catorce de sus jugadores actúan fuera y sólo han ganado tres de los siete partidos disputados tras la fase de clasificación. Rosicky, que va de lesión en lesión, sólo ha jugado esta campaña en el Arsenal 19 minutos en la Copa y cuatro partidos con el equipo de promesas. Ayer hicieron una ofrenda floral al juego de España. Hoy jugarán para desacreditarlo.

¿Estás preparado para disfrutar del partido?, no te preocupes por la comida, haz clic aquí, selecciona tu restaurante y menú deseado y en minutos la tendrás entregada.