Wenger: 'Si presionamos arriba, tendremos ocasiones'

ARSENAL-BARCELONA

Wenger: 'Si presionamos arriba, tendremos ocasiones'

Wenger: 'Si presionamos arriba, tendremos ocasiones'

La última vez que ambos equipos se enfrentaron en el Emirates, el 31 de marzo de 2010, el partido se resolvió con un empate por 2-2.

El técnico del Arsenal, Arsene Wenger, está seguro de que su equipo puede tener grandes opciones cuando se enfrente el miércoles al Barcelona en los octavos de final de la Liga de Campeones si consigue presionar al conjunto de Pep Guardiola.

"Creo que, si nos organizamos para tenerlos bajo presión, crearemos oportunidades. Es algo en lo que podemos trabajar antes del partido", explicó el entrenador galo en un comunicado difundido hoy por el club de Londres.

A la vez que luchan para lograr su primer título en cinco años, los 'gunners' trabajarán por una doble revancha ante el Barcelona, el equipo que quiso llevarse a su capitán unos meses después de expulsarlos de la Liga de Campeones la pasada campaña.

En lugar de temer al rival que asestó a su equipo una derrota por 4-1 en el último encuentro (el 6 de abril de 2010 en el Camp Nou), Wenger considera que "a veces se tiene una concentración especial en este tipo de partidos, que te hace más eficiente" y confía en que sus discípulos la tengan en esta ocasión.

El dirigente de los 'gunners' considera crucial que el equipo se ajuste a sus principios de ataque para arrebatarle el partido al Barcelona. "Si hacen eso, las oportunidades vendrán solas y los goles, a continuación".

Según la experiencia adquirida por Wenger en el cruce con el mismo equipo en los cuartos de final de la anterior edición, el entrenador cree que "la pregunta que te puedes hacer sobre la próxima visita al Nou Camp es si cambiaremos la forma de jugar".

No obstante, "aquí, en el Emirates, intentaremos jugar a nuestro antojo. Intentaremos atacar al contrincante", aclaró sobre la idea que ha querido instaurar entre sus jugadores de cara a ese duelo.

La última vez que ambos equipos se enfrentaron en el Emirates, el 31 de marzo de 2010, el partido se resolvió con un empate por 2-2.

A dos días de celebrarse su siguiente envite, Arsene Wenger trata de convencer a su equipo de que la mejor forma de progresar en la competición es jugar como están enseñados a hacerlo. "Si jugamos en el tercio final de manera defensiva, no sólo acabaremos insatisfechos, sino que tampoco será nuestro partido", dijo el técnico.