El Barça desafía a la nieve

Liga BBVA | Osasuna-Barcelona

El Barça desafía a la nieve

El Barça desafía a la nieve

mikel saiz

Viaja hoy con el peligro del temporal y el plante de los controladores Messi será titular

Fue cerca de las ocho de la tarde de ayer cuando Javier Primo (jefe de mantenimiento de Osasuna) y toda su cuadrilla de operarios finalizaron las tareas para retirar toda la nieve que cayó de manera copiosa durante la mañana de ayer en Pamplona. Pintaba a drama, pero la solvencia se hizo humana en el Reyno de Navarra, finiquitando el bulo que corrió con una posible suspensión del partido. Aseguran que el campo estará perfecto y que hubiese sido buenísimo dejar el manto blanco tres o cuatro días, pero la inmediatez del partido tuvo que agilizar la maquinaria para dejarlo perfecto.

Cuando el tema del césped estuvo solucionado, arrancó otro problema. Éste aparentemente más grave. Una huelga encubierta de controladores puso en peligro el arriesgado plan de viaje ideado por Guardiola. Los supervisores aéreos se pusieron a la vez enfermos y dejaron sin movimiento el tráfico aéreo del país. Los culés tienen previsto salir hoy a las 10:15 de El Prat en avión, pero si la cosa sigue fastidiada, el plan B está en marcha: AVE hasta Zaragoza y bus hasta Pamplona (175 kilómetros) para medirse a Osasuna.

En este sentido, Carlos Naval, delegado del equipo, tuvo durante toda la tarde muy presente el artículo 215 del reglamento de la FEF. Éste reza así: "Los equipos que decidieran no desplazarse hasta la localidad donde se dispute el encuentro con la antelación suficiente impidiendo con ello el comienzo del partido en el horario establecido o propiciando su suspensión serán sancionados por los órganos disciplinarios correspondientes". Total, que si el líder no llega a tiempo, el castigo sería contundente: 3-0 en contra y el descuento de tres puntos, los ganados el pasado lunes al Real Madrid.

Con todo, Messi está listo para jugar. Como Xavi. Pese al violento patadón de Ramos en el Clásico, el Pulga es de goma y se recuperó, tras pasar un día en el gimnasio. Xavi también podrá ordenar. Asegura que le cuesta arrancar los partidos, pero cuando coge la batuta, dirige como nadie.

Soriano.

Puede ser la gran sorpresa de Camacho. El aragonés podría quedarse en el banquillo. El técnico cavila darle más movilidad al equipo restando músculo. Así Juanfran y Masoud entrarían por bandas y Pandiani (disputará su partido 250) tendrá como compañeros al escurridizo Camuñas.

Osasuna pone a prueba al Barça, líder desde el lunes. La nieve y los controladores amenazan a los culés, que quieren llegar e irse como punteros.