"Nunca salí ovacionado sin haber podido ganar"

Corona

"Nunca salí ovacionado sin haber podido ganar"

"Nunca salí ovacionado sin haber podido ganar"

CARLOS BARBA

Puede ser cerebro o pulmón. Depende de lo que le pida el entrenador. Pero nadie puede dudar de su honradez sobre el terreno de juego. Todavía no sale de su asombro por la ovación de su afición a pesar de no ganar al Málaga.

Se le ha etiquetado como un jugador de toque, pero el domingo peleó como el que más.

Me mantengo al margen de ese tipo de comentarios. Estoy con la conciencia tranquila del trabajo que realizo, no los domingos, sino cada día, que es para lo que estamos. Y también pendiente de lo que quieren los técnicos de mí, no de otras instancias.

Ante el Málaga salieron ovacionados del campo.

Tengo que decir que en mi vida había salido de un campo con una ovación similar sin haber ganado el partido. Lo del domingo fue algo muy significativo que a nosotros nos deja muy tranquilos, porque al fin y al cabo nos debemos a la afición y que se vayan a gusto con el equipo al que representas es nuestra mayor satisfacción.

Al equipo le falta puntería y poco más, no hay mucho que mejorar.

Siempre se puede mejorar. Además, el otro día tuvimos un fallo de falta de atención de los que no se pueden permitir. Pero hay más cosas. Intentar ser más precisos y llegar con algo más de claridad. Pero bueno, el margen de mejora existe.

Después de un periodo de críticas, ¿estos dos últimos buenos resultados les han reforzado?

El trabajo siempre ha sido bueno, lo que pasa es que no andábamos con finura. Lo que pasa es que al final los resultados son los que te van dando esa tranquilidad. Somos conscientes del mundo en el que vivimos y sabemos que aun haciendo bien el trabajo, necesitas los resultados para vivir con tranquilidad.

¿Alguna relación entre repetir el once en dos partidos consecutivos y los resultados?

Yo por mi parte creo que no. Y aunque a lo mejor suene a echarme piedras a mi propio tejado, creo que no es así. Ya comenté que quizás la gran diferencia que ha habido entre el partido del Levante y el partido del Deportivo, que por medio pasaron aquellos días en los que hubo tanto revuelo, es que contra el Levante su primer disparo es gol y contra el Deportivo el primer remate del Almería es gol. A veces, aunque parezca mentira, en el fútbol se cambian las dinámicas y todo el panorama por detalles tan pequeños como ese.

Antes el equipo jugaba más al balón que al fútbol. Pero ahora sí encontraron la fórmula de los puntos.

No creo que cambie tanto un equipo en cuatro minutos. A veces las diferencias no son tan grandes como nosotros las vislumbramos en cuanto al trabajo realizado. Otra cosa es el resultado. Yo por eso creo que no hay una relación directa en cuanto al cambio del equipo en con la alineación o repetición de alineación.