Temas del día

Onésimo: "Mis números son paupérimos, son para echarme"

VALLADOLID 0-VILLARREAL 2

Onésimo: "Mis números son paupérimos, son para echarme"

"Mientras pueda seguiré, pero cada vez se hace más duro. Soy el culpable. Son numeros paupérrimos y lamentables. Con seis puntos de treinta está claro que no estoy dando la talla. Mi parte de culpa la asumo. Nunca me he escondido ni me esconderé. Son números de echar a un entrenador profesional", ha indicado.

El técnico del Real Valladolid, Onésimo Sánchez, ha comentado en la rueda de prensa posterior a la derrota sufrida hoy por su equipo ante el Villarreal (0-2) que sus números desde que se hizo cargo del Real Valladolid son "para echar a un entrenador profesional".

"Mientras pueda seguiré, pero cada vez se hace más duro. Soy el culpable. Son numeros paupérrimos y lamentables. Con seis puntos de treinta está claro que no estoy dando la talla. Mi parte de culpa la asumo. Nunca me he escondido ni me esconderé. Son números de echar a un entrenador profesional", ha indicado.

En este sentido, el preparador de la escuadra vallisoletana ha declarado que con él "se han empeorado las cosas en vez de mejorarlas". "No estoy dando con la tecla. No estoy imprimiendo ese carácter y no soy capaz", ha agregado.

Aún así, Onésimo ha dejado claro que no pierde la esperanza en lograr la permanencia (el Real Valladolid está a siete puntos de ella), puesto que "quedan puntos y enfrentamientos directos".

"Hay que apurar hasta el último partido, pero no estamos dando la medida ni esa imagen de confianza para que la gente confíe en nosotros. Esperábamos hacer más, pero no damos sensación, aunque tampoco nos pasan por encima, pero se ve que los rivales son mejores y tarde o temprano te van a ganar. Estamos haciendo unos números de segunda división", ha dicho.

Asimismo, se ha referido a un gesto que ha realizado el bosnio Haris Medunjanin a una afición que no ha parado de increparle.

"Está bajo mucha presión. Está convencido de que todo lo que se ha dicho es falso, pero hoy se equivoca en las formas. Si tengo otro cambio lo quito. Echarnos a la gente encima es un error. Si es inocente iría a muerte a por esas falacias", ha señalado.

Durante esta semana, un medio local informó de una supuesta salida nocturna se varios jugadores por Salamanca el día antes del partido ante el Espanyol.

Por otro lado, el entrenador del Villarreal, Juan Carlos Garrido, ha asegurado que este encuentro "no ha sido fácil", puesto que su equipo se jugaba "tres puntos importantes", de ahí su "tensión"

"Hemos jugador contra un equipo que está en una situación muy difícil y que se está jugando la vida. Hemos luchado cada balón a muerte y hemos recibido el justo premio al buen juego. Nosotros hemos tenido más llegadas, más gol y más claridad, pero, para lograrlo, hemos necesitado mantener la tensión muy alta", ha subrayado.

Por todo ello, Garrido ha indicado que la dinámica del Villarreal es "positiva", lo que está provocando que en su equipo haya "catorce titulares".

"La dinámica es positiva y el equipo está compitiendo bien. Estamos recibiendo el premio de los tres puntos con el buen juego. Es la primera vez que gana en este estadio. Necesitábamos ganar partidos fuera de casa. Espero que esta victoria sea un refuerzo moral para hacer un buen final de temporada y conseguir nuestro objetivo, estar en Europa", ha añadido.

Además, Garrido ha reconocido que la situación vivida hoy en el estadio José Zorrilla, con el público en contra de su equipo, ha sido "desagradable e incómoda", por lo que ha aseverado que le gustaría que se "solucione" y que al Valladolid le vayan "las cosas bien".