Euroliga
EN JUEGO
CSKA CSK

71

Khimki Moscú KHI

51

Fenerbahce FNB

-

Milan MIL

-

FINALIZADO
Olympiacos OLY

88

Anadolu Efes IST

81

Torneo Descentralizado
NBA
FINALIZADO
Indiana Pacers IND

113

Milwaukee Bucks MIL

97

FINALIZADO
Charlotte Hornets CHA

108

Detroit Pistons DET

107

FINALIZADO
Washington Wizards WAS

125

Boston Celtics BOS

130

FINALIZADO
Cleveland Cavaliers CLE

113

New York Knicks NYK

106

FINALIZADO
Philadelphia 76ers PHI

124

Brooklyn Nets BKN

127

FINALIZADO
Memphis Grizzlies MEM

92

Portland Trail Blazers POR

83

FINALIZADO
New Orleans Pelicans NOP

118

Oklahoma City Thunder OKC

114

FINALIZADO
Dallas Mavericks DAL

114

Atlanta Hawks ATL

107

FINALIZADO
Utah Jazz UTA

111

Miami Heat MIA

84

FINALIZADO
Sacramento Kings SAC

141

Minnesota Timberwolves MIN

130

FINALIZADO
Golden State Warriors GSW

93

Toronto Raptors TOR

113

Copa Sudamericana

Antonio Álvarez: "Entrenar al Sevilla era la ilusión de mi vida"

Antonio Álvarez: "Entrenar al Sevilla era la ilusión de mi vida"

"Como jugador he sido todo aquí en el Sevilla. Después he ocupado muchos años el cargo de segundo entrenador y, en los dos últimos años, he estado en la secretaría técnica y por fin me ha llegado el día que yo esperaba con muchísima ilusión", indicó.

El nuevo entrenador del Sevilla hasta la conclusión de la actual campaña, Antonio Álvarez, se presentó hoy oficialmente ante los medios de comunicación en un acto en el que no ocultó su entusiasmo, ya que, recordó, "por fin" le ha "llegado el día que esperaba con muchísima ilusión".

Álvarez, que ocupará el lugar del destituido Manolo Jiménez, estuvo acompañado por el subdirector general deportivo, Monchi, que puso de relieve la total confianza que depositan en él los integrantes del consejo de administración "desde el presidente hasta el último consejero".

En este sentido, Monchi dejó entrever que, aunque en principio se le ha designado para lo que queda de campaña, no se excluye la posibilidad de que su periplo al frente del banquillo se extienda más allá de este año.

"La idea es que esté hasta el 30 de junio y ojalá, y así se lo ha transmitido el presidente, las cosas vayan bien y puedan ser muchos años más. Pero, a día de hoy, es hasta el 30 de junio aunque también sabe que el presidente le ha transmitido su confianza", insistió Monchi.

El propio Álvarez explicó la ambición con la que encara este nuevo reto profesional. "Como jugador he sido todo aquí en el Sevilla. Después he ocupado muchos años el cargo de segundo entrenador y, en los dos últimos años, he estado en la secretaría técnica y por fin me ha llegado el día que yo esperaba con muchísima ilusión", indicó.

El de Marchena, por lo tanto, no se arredra ante el cometido que le aguarda. "Tengo muchas ganas y confianza para sacar esto adelante. Tenemos el objetivo al alcance de la mano y quedan diez partido. Entrenar al Sevilla era la ilusión de mi vida y hoy la he hecho realidad", añadió.

Del mismo modo, aseguró que ha vivido "con naturalidad" la incertidumbre de estos últimos días en torno a la posible llegada de Luis Aragonés. "Estaba informado de los pasos que estaba dando el club. Hablé con Monchi y me dijo que tenía que entrenar al primer equipo, pero sabía que estaban tratando con Luis. Sin ningún problema vine a entrenar al equipo y, tras la negativa de Luis, Monchi me confirmó que seguiría hasta final de temporada. Lo he vivido con naturalidad, sin nervios. Primero dices ''qué bien, voy a entrenar al Sevilla'', pero los nervios te vienen después, cuando te ves metido en la vorágine", sonrió.

Paralelamente, a la hora de anunciar qué fútbol pretende imprimir a su equipo, Álvarez fue muy claro. "Les voy a dar confianza a los jugadores, trabajo en le día a día y a convencerles de que vamos a obtener los objetivos que tenemos marcados. Quiero darle importancia al balón, jugar en campo contrario y llegar arriba las máximas veces posible".

Y es que Álvarez da por sentada la calidad de la plantilla blanquirroja. "Tenemos delanteros de categoría internacional y creo que es la forma de apostar por un fútbol ofensivo, corriendo los riesgos que se corren cuando se juega ofensivamente. Pero no me preocupa porque confío en la plantilla que tengo. Quiero transmitir agresividad, competitividad y buen trato de balón", remachó.

"Es una cuestión mental"

Sin embargo, no ocultó lo frágil de moral que están los sevillistas tras su adiós a la Liga de Campeones, ante el CSKA de Moscú, en octavos de final. "Es una cuestión mental, porque después del resultado del CSKA se han llevado un desengaño grande ya que tenían la ilusión de estar en cuartos de final. Pero yo me veo capacidad para subir ese ánimo. Diez partidos dan para mucho, aunque es verdad que para el próximo ha dado poco tiempo para cambiar una manera de jugar por la que yo pueda apostar, pero luego habrá tiempo para cambiar el chip", manifestó.

Por encima incluso de la plaga de lesiones que sufre el Sevilla, Álvarez destacó que se ha encontrado a un equipo con enormes ganas de trabajar y que le ha "arropado" en su llegada. A este respecto, dio por sentado que el delantero Luis Fabiano, uno de los hombres más determinantes ante el gol, ofrecerá su mejor rendimiento en lo que resta de Liga.

"Conozco a Luis, sé su forma de ser pero es un profesional y he hablado, en mi etapa anterior, con él y creo que nos va a echar la mejor mano que nos pueda dar. Se va a entregar y a jugar", expresó. En definitiva, Alvarez llega con una mentalidad ganadora, que también extiende a esa final de Copa del Rey en la que espera ya el Atlético de Madrid.

"Estamos a dos puntos de los puestos ''Champions'', tenemos que ser optimistas y pensar que vamos a conseguir, como mínimo, esa cuarta plaza. Luego, la final de Copa es un cara o cruz, pero creo que con la racha esta de trofeos que hemos ganado partimos con un poco de ventaja", opinó.

Por último, el nuevo entrenador sevillista consideró que es incluso posible recuperar el sello de equipo ganador que le imprimió a los nervionenses Juande Ramos. "Sigue habiendo buenos ''mimbres'' hay gente rápida, técnica y trabajadora. Pero que nadie piense que en dos días vamos a arrasar a todos los equipos. Vamos a intentar ganar en Villarreal y, luego también intentaremos ganar los siguientes partidos", concluyó.