Competición
  • Champions League
  • Hoy en As

Pelé: "Si yo soy el rey del fútbol, Ben Barek es Dios"

Pelé: "Si yo soy el rey del fútbol, Ben Barek es Dios"

Larbi Ben Barek ha sido uno de los extranjeros que más huella ha dejado en el Atlético. Llegó en septiembre de 1948 con 31 años oficiales (aunque parece que tenía tres más) y se marchó con 37, después de haber dejado el sello de ser un mago con el balón en los pies. Debutó en Sarriá, frente al Espanyol, tras incorporarse tarde al equipo ("Enviudé y mis hijos me necesitaban", dijo).

El Atlético le fichó del Stade Français, junto a Marcel Domingo, al día siguiente de que el equipo francés ganase en el Metropolitano. Antes jugó en el Marsella y en los clubes de su país Casablanca y US Marocain. Ganó dos Ligas, con Helenio Herrera de entrenador, y formó la delantera de cristal junto a Juncosa, Pérez Payá, Carlsson y Escudero. Ben Barek fue un prodigio de técnica, clase, inteligencia y visión de juego. Tanto que Pelé llegó a decir: "Si yo soy el rey del fútbol, Ben Barek es Dios", En Marruecos así lo creen.