Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

Calderón: dos horas de angustia en el JF Kennedy

Primera | Real Madrid

Calderón: dos horas de angustia en el JF Kennedy

Lo retuvieron tras confundirlo con un buscado narcotraficante

Ni a la ópera se puede ir tranquilo. Ramón Calderón, presidente del Real Madrid, y su esposa María Teresa, se montaron una escapada a Nueva York... y empezó como el Rosario de la Aurora. Fue cuando, a su llegada, la Policía de Aduanas del aeropuerto Kennedy lo confundió a él con un buscado narcotraficante. No es el primer presidente de nuestro fútbol que protagoniza un incidente entre aviones. Éste sufrió, pero no se bajó los pantalones...

El matrimonio Calderón se desplazó en viaje privado invitado por el tenor y director español Plácido Domingo, con motivo de la inauguración de la temporada de ópera en el Metropolitan Opera House. Al presentarse en el control de pasaportes empezó la pesadilla. José Ramón Calderón Ramos, que así es la filiación completa del mandamás madridista, fue confundido por los agentes con José Ramos, el hampón en busca y captura... y ya estuvo armada. Calderón fue separado de su esposa y estuvo retenido durante más de dos horas en una sala del aeropuerto. La policía le explicó que hasta que el FBI "y Washington" no dieran su visto bueno, no podría abandonar el aeropuerto. Le permitieron hacer una sola llamada, que Calderón dirigió a Miguel Ángel Arroyo, director general de la Presidencia del Real Madrid, quien puso en marcha el SOS para solventar el embrollo. La intervención del Consulado y del Ministerio de Exteriores español agilizó los trámites. El ministro Alfredo Pérez Rubalcaba, amigo personal de Calderón, también se movilizó.

El escudo. Pero no fue hasta que el FBI "y Washington" dieron su OK que el matrimonio Calderón volvió a reunirse, ya con la hora de inicio de la ópera Lucía de Lamermoor, de Donizetti, encima. Tanto que llegaron cinco minutos tarde.

Plácido dirigió la función de ayer (Romeo y Julieta, de Gounod), con el escudo del Madrid en la solapa, en plan desagravio. El propio Calderón le prestó el suyo. El presidente regresará hoy a Madrid junto a su esposa y mañana estará en el partido con el Betis.