Euroliga
Alba Berlin ALB

-

Olympiacos OLY

-

Zalgiris ZAL

-

Estrella Roja RED

-

"Hay 23 buenas razones para creer en España"

Luis Aragonés

"Hay 23 buenas razones para creer en España"

"Hay 23 buenas razones para creer en España"

chema díaz

La Selección inicia la cuenta atrás del Mundial. Luis pide máxima confianza en el grupo que ha elegido y analiza en detalle para AS todas las claves de su preparación.

La cuenta atrás del Mundial empieza hoy en Las Rozas, allá vamos Luis...

Y vamos con buenas sensaciones. Creo que hemos caminado de prisa en estos dos años y aunque quizá no logramos la clasificación en el grupo de la manera que todos hubiésemos deseado, siendo primeros, creo sinceramente que los dos partidos de la repesca contra Eslovaquia significaron un punto de inflexión para empezar a soñar: el equipo, los jugadores y una afición que se reencontró con la ilusión.

Soñemos entonces. ¿Hay motivos para creer en este grupo de jugadores que finalmente se lleva a Alemania?

Más allá de debates y de opiniones, que considero lógicos y normales sobre si éste o aquel jugador también merecía haber estado en la lista, yo tengo 23 buenas razones para creer en esta Selección, para tener fe en el futbolista español. Y pido a los aficionados que crean en estos jugadores porque ellos ya han empezado a creer también y a estar convencidos de que pueden y de que van a ir a por el Mundial. Pero con los pies en el suelo, Damián, siempre con los pies en el suelo y sabiendo quienes somos para ir paso a paso, partido a partido. Esa va a ser la única manera de acercarnos a los favoritos, a los que ganan.

Como estamos soñando, Luis, igual no viene mal recordar que la historia nos habla demasiado de frustraciones, de pesadillas.

Es que no tenemos historia para ser favoritos en nada, esa es una realidad. Así que declararnos favoritos ahora en Alemania sería un error. No, decir esto no es una contradicción con la confianza que a mí me genera este grupo de jugadores. Ya me vienen demostrando, en los partidos y en las concentraciones y charlas individuales y de grupo que he tenido con ellos, que están tan metidos en la Selección como pueden estarlo los de otros países. Y algunos en ese aspecto anímico desde ya le digo que están que se salen...

Vamos, que me está sugiriendo que algunos van a llegar a Alemania con sangre en el ojo, sangre roja...

Yo a los jugadores les pido el máximo profesionalismo, esa es la base y a partir de ahí cada uno aportará el plus de fuerza interior que pueda. A los jugadores no les gusta hablar de eso, pero me consta su convencimiento y ya sabe que la fe mueve montañas.

Y a donde no llegue la fe, ahí ayudará el psicólogo.

Es una faceta principal y por eso hemos contratado a expertos, a entrenadores de mente de Alto Rendimiento en el Deporte. Hay que preparar mentalmente al futbolista con la idea de que habrá críticas, de que llegarán momentos duros en los partidos y de presión externa, y por eso deben tener más herramientas que les ayuden a recuperarse y a afrontarlo todo. Aunque yo he venido trabajando ya en esta materia en la sombra en mis conversaciones con todos ellos.

Pues imaginémonos que llegamos a cuartos y ahí estaremos todos, usted, los jugadores, los periodistas y los aficionados con esa especie de ansiedad fóbica histórica.

Si ese momento llega es cierto lo que dice, que se va a generar una sensación general de ansiedad. Puede ser un momento crucial para que el psicólogo haga su trabajo y les lleve al convencimiento de que esta vez vamos a romper esa barrera de cuartos.

Hablemos de fútbol. Su apuesta por un estilo técnico y de toque me parece que sí provoca unanimidad en la Prensa, por esta vía no hay chinitas, como ha pasado con dos o tres nombres de la lista.

Vamos a ver, esa apuesta tiene sus argumentos y creo que es la acertada. He repetido muchas veces que España no tiene jugadores de peso físico para realizar un fútbol directo o para competir de igual a igual con otras selecciones de Europa e incluso africanas, pero sí que nos ha salido una camada de muy buenos futbolistas técnicos y de gran calidad. El que tiene la posesión del balón es el que al final domina el juego y el que mejor y más veces llega a la portería contraria. Y España va a llegar al Mundial con un equipo de altísima calidad. No hay una gran estrella, un Balón de Oro, para entendernos, pero sí hay muy buenos mimbres. Ahora sólo falta que el seleccionador acierte y sepa hacer un buen cesto.

El sistema también lo ha dejado claro, un 4-3-3 con la variante del 4-2-3-1 para aprovechar esa buena cosecha de centrocampistas.

Así es, ya lo utilizamos en alguna ocasión durante la fase de grupo pero fue a partir de la repesca dónde pensé que debíamos ajustar el esquema por ese camino y ya lo aplicamos también en el amistoso contra Costa de Marfil. Y a partir de ahí empecé a pensar en los jugadores idóneos que tenía que llevar, que fueran los más adecuados al sistema y a una metodología de trabajo en estos próximos 18 días antes del debut con Ucrania. Por eso he tratado de ser justo en la lista llevando a dos por puesto, aunque soy humano y me puedo equivocar, claro que sí.

Según ello vamos a ver una España igual menos vistosa de lo que la gente puede llegar a pensar, pero me da que usted tiene un plan serio para ir partido a partido a cazar a esos favoritos de siempre.

El equipo debe tener siempre gente detrás del balón, las bandas sueltas y extremos que trabajen mucho la diagonal.

Entonces el trabajo de los laterales será importante para irrumpir por eso que los técnicos llaman alas muertas.

Las bandas se pueden ocupar con extremos hábiles y con regate y desborde hacia la línea de fondo, y también tenemos alternativas en este grupo si fuera necesario. Y desde luego con apariciones por sorpresa. Los laterales serán básicos, pero también habrá que vigilar los mecanismos de sincronización, porque si sube el de la derecha el otro igual deberá quedarse cubriendo atrás su zona reforzando la cobertura que tenga que hacer uno de los centrocampistas.

Me decía usted que en toda esta tarea España ha ido de prisa en dos años, pero la pregunta directa es si con el tiempo real de trabajo (hablamos de 18 días y tres amistosos) pueden llegar todos con la lección aprendida.

Hay tiempo... pero para aprender también de prisa.

Un seleccionador anterior me dijo hace años que el futbolista español nunca haría nada en Eurocopas o Mundiales porque si se jugaran en agosto o septiembre llegaría corto de preparación, y al hacerlo en junio siempre llega pasado de rosca. ¿Qué piensa hacer al respecto?, porque esto se juega en junio y tras otro de esos calendarios de locos.

Una de las cosas que hay que desterrar son las excusas, nunca me han gustado las coartadas que justifican nada. Hay que ir a por todas partido a partido convencidos de poder ganar, y si luego eso no ocurre pues a casa. Está claro que en un grupo de 23 van a llegar algunos con más carga física y hasta cansancio, y otros con menos. Para eso tenemos también un equipo médico que ha estado en contacto permanente con sus colegas de los diferentes clubes, y hemos contratado a un fisiólogo (el doctor Candel) para ayudar también en todo esto. Los controles físicos, las analíticas están para evaluarlas y decidir en función de las características y condiciones de cada jugador.

También hay dos tesis, una que apunta a que los amistosos deben ser utilizados para ajustar la dinámica del once titular, y otra que dice que deben servir para ver a todos. ¿A cuál se apunta Aragonés?

Los entrenamientos y los amistosos están para ambas cosas, para ensayar con una alineación aproximada y para poner a la gente en forma, a todos, porque todos tienen que estar preparados en un Mundial para ser útiles al equipo.

¿Le preocupan que se reabran debates, que si Raúl, Pernía, Guti, que si el club de fans de Morientes...?

Lo sabía, estaba preparado y no entro más en eso. Estoy centrado en los 23 que van a defender a España y ya le he dicho antes: tengo 23 buenas razones para creer en ellos.