Síguenos

SKATE

Ricci Tres se defiende: "Si tengo una ventaja es que soy muy decidida, pero no el género"

Tras ganar una competición de skate en categoría femenina, la skater trans rompe su silencio ante quienes han generado una polémica al respecto.

0
Ricci Tres se defiende: "Si tengo una ventaja es que soy muy decidida, pero no el género"
YouTube

La semana pasada, la skater trans Ricci Tres ganó una competición de skate en Nueva York en la categoría femenina, lo que no gustó a algunas de las competidores y a otras skaters que se han visto superadas por una chica trans en alguna prueba. Una de ellas es Taylor Silverman, que se ha convertido en el estandarte de esta lucha, dice, para que "la mujeres se queden lo que debe ser de las mujeres". 

Ahora, el Daily Mail ha conseguido hablar con Tres y que explique también su versión de los hechos, así como su posición al respecto. Para poner en contexto: explican que esta estadounidense era un suboficial de segunda clase casado con una mujer y con tres hijos que hace dos años empezó a hormonarse para hacer la transición y convertirse en mujer. En cuanto al skate, siempre le gustó patinar, pero no se lo tomó en serio hasta que se convirtió en olímpico, más o menos en paralelo a cuando empezó su transición. El año pasado intentó entrar en el equipo femenino de skate de los EEUU para los JJOO pero los niveles de testosterona no cumplían con los exigidos por el COI. Tras un año más de tratamiento ya sí que los cumple. Hace poco publicó su entrada para el Red Bull Solus, para quien quiera verla patinar:

Dicho esto, lo primero que dice Tres en la entrevista es que no ve ninguna desigualdad a nivel físico porque "el skate no es como el running o la natación, es un deporte que depende de la habilidad, no del género, la fuerza, el peso o la altura, como podrían ser el conducir un coche, pero es que además yo tampoco encajo en el molde de un hombre corpulento". Y añade: "Si tengo alguna ventaja es que soy muy decidida, pero no tiene que ver con el género". 

Por otra parte y ante las acusaciones de ganar a niñas, asegura que "lo único que quería era ganar, la edad de mis rivales (entre 10 y 16, sus contrincantes) no importa". En todo caso, como solución, no apuesta ni por las categorías de hombres y mujeres o por añadir otra, sino en todo caso hacerlas por "altura, peso, índica de masa corporal o experiencia, pero personalmente no creo que segregar sea la forma correcta porque al final nos trata de diferentes cuando no lo somos". Y con todo ello, concluye: "Solo patino para divertirme".