Síguenos

Surf

Venden la famosa mansión surfera de Quiksilver en Hawái por 5 millones

La famosa marca australiana deja de ser la arrendataria de una casa en la playa frente a las olas más famosas del mundo del surf.

0
Venden la famosa mansión surfera de Quiksilver en Hawái por 5 millones
HiCentralMLS

Hay pocas olas -o ninguna- en el mundo tan reconocidas y famosas como las del North Shore de Hawái y en especial Pipeline. Y frente a estas magníficas olas que bombean tubos perfectos (y peligrosos), auténticos paraísos del surf, hay muy pocas casas. Algunas de ellas las ocupaban las principales marcas del sector como Volcom o Quiksilver. Decimos las ocupaban porque esta última ya no es la arrendataria de la mansión de madera en la que ha estado en los últimos 12 años.

Al parecer, la marca nacida en los 70s en Torquay (Victoria, Australia) entró en 2009 en la casa pagando un alquiler que, según los medios australianos, rondaría los 1000 dólares por noche. Pero en realidad, la propiedad de la casa era de un consorcio chino que a finales del 2016 la pusto a la venta. La habían comprado por 1,4 millones de dólares y esperaban venderla por unos 20 (ese era el precio público). Finalmente se ha vendido en 2021 por 4.950.000 dólares.

Aunque no es el dinero esperado, lo cierto es que se podría decir que no es un mal precio. En el mercado inmobiliario actual, un lugar tan privilegiadio y especial como es una casa de madera en Ke Nui Road, frente a la ola de Banzai Pipeline, podría valer mucho más. Especialmente sabiendo lo que se paga por según qué pisos más pequeños y en otras ubicaciones menos selectas.

898
893
797
896

Quiksilver's House - Hawái

La casa:

Vista interior.

La casa:

Vista exterior.

La ubicación:

En el mítico North Shore hawaiano.

Las vistas:

A la ola más famosa del mundo.

1 / 4

En cualquier caso, la casa -con más de 600 metros cuadrados- dejará de ser el sitio de paso de surfistas de primer nivel. O por lo menos de los de esta marca. Aunque también en este sentido, Quiksilver tiene cada vez menos poder en el mundo del surf, ya que desde los problemas económicos que acabaron con su compra por parte del grupo Oaktree Capital, nada ha sido lo mismo. Ya no tiene a riders de la talla de Kelly Slater, ha algún que otro evento top de la WSL y ahora no tiene casa (o mansión, no por sus características sino por su ubicación) frente a la ola más famosa del mundo. Una de las enseñas responsables de la evolución del surfing moderno no merece el desenlace que de momento está teniendo...