Síguenos

Freeride

Aymar Navarro consigue realizar un inédito triatlón de alta montaña

El freerider aranés realizó una increíble ruta de 7 horas y media con bici, escalada y esquí en solitario y sin salir del municipio.

Aymar Navarro consigue realizar un inédito triatlón de alta montaña
Aymar Navarro

El esquiador aranés Aymar Navarro ha completado un épico triatlón de alta montaña que le ha llevado desde su domicilio en el pueblo de Vielha hasta lo más alto de los picos del valle de Arán. Lo ha hecho sin salir de su municipio, valiéndose de la bicicleta de montaña, la escalada y el esquí en un total de 7 horas y 32 minutos, recorriendo 25 kilómetros y sumando un desnivel positivo de 1.750 metros.

Al ser habitante de un municipio con una población inferior a las 5.000 personas, Aymar y sus vecinos no ven limitadas sus salidas a las franjas horarias impuestas por el estado de alarma. A todo esto se suma el privilegio de vivir en Vielha, un auténtico paraíso de alta montaña con bastos terrenos por los que poder moverse.

Mientras cumplía con un plan de entrenamientos exigente durante las semanas más duras del confinamiento, el deportista aranés planeó esta actividad combinada minuciosamente valorando todos los peligros y limitando al máximo su exposición a riesgos innecesarios. Una vez permitida la práctica de deporte al aire libre, Aymar ha esperado hasta dar con una ventana meteorológica que asegurase el desarrollo sin imprevistos de la actividad.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de 𝑨𝒀𝑴𝑨𝑹 𝑵𝑨𝑽𝑨𝑹𝑹𝑶 (@aymar_navarro) el

El 'freerider' español ha salido desde Vielha a las 6:30 de la mañana con su bicicleta de montaña dando así el pistoletazo de salida a un inusual triatlón de alta montaña. Cargado con una mochila de unos 20 kg que portaba todo su material de esquí, Aymar ha realizado una aproximación pedaleando a través de caminos forestales.

A las faldas de la montaña se ha equipado para la nieve y ha emprendido su camino a pie para más tarde pasar a la escalada según el terreno iba haciéndose más escarpado. Una vez arriba, se ha puesto los esquís para disfrutar de dos bajadas por sendas canaletas que aún guardan nieve. Completados los descensos, Aymar ha emprendido la vuelta haciendo el camino y las actividades a la inversa.

Este épico triatlón de alta montaña ha quedado documentado en unas espectaculares imágenes que el propio Aymar ha podido captar en solitario gracias a una novedosa cámara de acción que graba 360o, permitiendo más tarde en postproducción seleccionar el plano.

Cabe remarcar que Aymar –además de uno de los mejores esquiadores fuera de pista del mundo– es bombero del Valle de Arán y está especializado en rescates de alta montaña. La actividad que planteó tiene un nivel de complejidad moderado para un especialista como él acostumbrado a situaciones extremas en la alta montaña.