CICLISMO | GIRO DE ITALIA

Día negro de Roglic: avería, caída contra un quitamiedos y multa

Día negro de Roglic: avería, caída contra un quitamiedos y multa

El esloveno se cayó en la bajada de Civiglio y llevaba la bicicleta de Tolhoek, porque antes había tenido una avería. Cedió 40 segundos con Carapaz.

Primoz Roglic sufrió un fuerte golpe contra un quitamiedos en la enrevesada bajada de Civiglio, el último puerto de la 15ª etapa. A falta de 6 km aproximadamente, el esloveno iba a tomar una curva cuando se hizo un recto en la trazada e impactó contra el metal. Se intentó recomponer y continúo el descenso visiblemente dolorido, sin poder dar todo lo que se exige en un momento así.

Roglic llevaba una bicicleta que no era la suya, porque anteriormente había sufrido una avería, y su compañero del Jumbo-Visma Antwan Tolhoek le había cedido la suya. Por eso, cuando el esloveno tuvo el golpe llevaba el dorsal 177, en lugar del 171 que le corresponde.

Roglic entró en meta a 51 segundos del ganador de la etapa y cedió 40 segundos con Carapaz y Nibali, dos de sus principales rivales en la lucha por la general. Está a 47 del ecuatoriano, líder de la carrera. Queda por ver el parte médico del esloveno para saber si la caída fue sólo un susto o ha dejado daños más graves.

Por si todo ello fuera poco, a última hora de la tarde los jueces de la carrera hicieron público que se sancionaría al corredor esloveno y a su director de equipo, Jan Boven, con una multa económica de 200 francos suizos. Los jueces del Giro alegaron en un comunicado que se produjo un "avituallamiento irregular", debido a que Roglic agarró un bidón del coche de su equipo durante más tiempo del reglamentario. Este lunes tendrá jornada de descanso para recuperarse de un domingo negro...