BeTech: noticias de tecnología

VIDEOJUEGOS

PlayStation Classic y su repentina rebaja, ¿descuento o fracaso?

PlayStation Classic y su repentina rebaja, ¿descuento o fracaso?

La versión mini de la consola de Sony es rebajada casi a la mitad en apenas tres semanas.

Anunciada a mediados de septiembre, Sony sorprendía (y a la vez no lo hacía) presentando una revisión mini de su mítica primera consola que seguía la estela iniciada por la NES Mini hace un par de años. En sí se trataba de una apuesta ganadora, ya que hablamos de la revisión mini de un auténtico icono del sector de los videojuegos.

Pero el resultado final ha dejado que desear, un hecho constatado porque hoy mismo se ha anunciado oficialmente una rebaja y la podemos encontrar en tiendas como la cadena Game a 59,90 euros -de hecho en Amazon está a 57,99€-, un precio que la acerca al de NES y Super Nintendo Mini. Un descuento de casi el 50% de los 99,99€ que valía en su estreno, que además fue hace 23 días. O sea: en apenas tres semanas a la venta, PlayStation Classic ha pasado a valer casi la mitad.

Emulación no propietaria, sin doblaje, sin 60 herzios

Una decisión inexplicable, en vez de crear un sistema de emulación propietario, Sony prefirió elegir basarse en PCSX ReARMed con Retroarch, un emulador de código abierto que no es oficial, y por lo tanto presenta algunos problemas a la hora de cargar texturas y también de sonido. Otro elemento que ha alejado a muchos compradores/as es la absurda decisión de no usar en España las localizaciones PAL de los juegos estrenados en nuestro país en su momento. Y así, algunos como el Metal Gear Solid original pierden su fabuloso doblaje al castellano, mientras que otros como Final Fantasy VII vienen directamente con los textos en inglés, a pesar de que el juego está localizado -sí, no muy bien pero lo está- al castellano.

Para quien lo desconozca, en Europa (y también en Australia) sufríamos la maldición de la versión PAL en los juegos de 5ª y 6ª generación, que aunque nos brindaba más resolución que el NTSC americano -el PAL era 576i frente a las 480i del NTSC-, provocaba al mismo tiempo que la tasa de refresco o herzios fuera un 17% más lenta. O sea: los juegos iban un 17% más lentos de un mercado a otro. Y en el caso de PlayStation Classic, la propia Sony confirmó que incluye 9 títulos en versión PAL a 50 Hz, mientras que los 11 restantes son NTSC:

  • Battle Arena Toshinden
  • Cool Boarders 2
  • Destruction Derby
  • Grand Theft Auto
  • Jumping Flash!
  • Oddworld: Abe’s Oddysee
  • Resident Evil Director’s Cut
  • Tekken 3
  • Tom Clancy’s Rainbow Six

La web Eurogamer y su exhaustivo Digital Foundry han puesto estos juegos a prueba para ver si el rendimiento PAL se ha vuelto a cobrar velocidad de refresco. Y el problema es que así ha sido. Jumping Flash, hace 23 años un plataformas FP innovador, corre a 25 frames en vez de a los 40 fps de su versión original. Y Tekken 3, el coloso de la lucha 3D, baja de los 30 fps a los 25 frames. Sí, parece una cifra pequeña, pero es otra muestra de cómo el proyecto PlayStation Classic parece que se está gestando con prisas en vez de cuidarlo, ya que en pleno 2018 es inconcebible ver juegos de hace 4 generaciones que no alcancen ni siquiera la tasa más alta que tenían hace 20 años cuando salieron.

Catálogo pobre y precio excesivo

La PlayStation se estrenó en 1994 e hizo historia (junto a la Saturn) trayendo la primera generación de juegos con gráficos 3D. De repente el videojuego se había hecho adolescente, y bajo su dominio se estrenaron obras maestras y crearon géneros -el Survival Horror, la lucha en 3D. Pero aunque en el listado de los 20 títulos que la PlayStation Classic trae en memoria hay auténticas obras maestras como Resident Evil, Tekken 3, Ridge Racer Type 4, FF VII o MGS, también hay incorporaciones absurdas como Rainbow Six en vez del icónico Medal of Honor, y ausencias como Silent Hill o Tomb Raider. De hecho ya no hablamos de Third Parties sino de incluso ausencias sonadísimas del catálogo propio de Sony como Gran Turismo, Crash Bandicoot o WipeOut por citar sólo tres.

Y el precio, por encima de las dos revisiones Mini de Nintendo, tampoco ha ayudado. 100 euros con un buen catálogo de juegos hubiese sido alto aunque asumible de haberse tratado de un producto bien cuidado. Pero tal y como ha venido PlayStation Classic, con esa selección, sin mejorar, emulación no propietaria, mandos sin stick ni vibración sin ni siquiera los textos originales al castellano de muchos de ellos, etc, al final ha sido un fracaso en ventas, motivo por el que hoy ha bajado de precio. ¿Se venderá mejor al nuevo precio? ¿Veremos una PS2 Mini en 2019?

0 Comentarios

Mostrar