BeTech: noticias de tecnología

MADRID CENTRAL

Madrid expulsa a los patinetes eléctricos, fuera en 72 horas

Madrid expulsa a los patinetes eléctricos, fuera en 72 horas

Tras endurecer las medidas para los repartidores, le toca el turno a los patinetes.

Para quien no lo sepa, Madrid Central es una zona de bajas emisiones que empezó a funcionar el viernes 30 de noviembre. Esta medida, la primera del Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático, favorece al peatón, la bicicleta y el transporte público, que ganan en protagonismo y espacio también con la reforma de calles como Gran Vía o Atocha. El distrito Centro se convertirá en un pulmón para la ciudad en pleno corazón de Madrid. En su interior no habrá calles de libre circulación, salvo algunos viales con objeto de permitir determinadas incorporaciones, por lo que se elimina el tráfico de paso por el centro de la ciudad.

Adiós, patinetes eléctricos

Justo ayer os contamos que la puesta en vigor de Madrid Central endurecía las medidas circulatorias y empresas de mensajería como SEUR, UPS o MRW debían de inscribirse en un nuevo registro. Una medida que acaba también de un plumazo con el sistema ‘intrusista’ de Amazon FLEX de usar repartidores particulares. Pero los coches, motos y furgonetas no son los únicos vehículos afectados por la puesta en escena de Madrid Central. El ayuntamiento de Madrid ha aprovechado para subsanar una queja generalizada de muchos ciudadanos. Y los patinetes eléctricos serán expulsados del centro de Madrid.

No hablamos de TODOS los patinetes eléctricos, ya que los residentes de Madrid que posean uno podrá seguir usándolo tras una solicitud especial. Los que sí desaparecerán serán los patinetes eléctricos de las empresas de alquiler que operan en Madrid. Y de hecho tienen un plazo, ya que si las empresas no retiran sus patinetes en un plazo de 72 horas desde hoy, será el Ayuntamiento de Madrid “con sus recursos“ quien retire los vehículos.

Tres días para retirarlos

El Consistorio ha denegado este martes las solicitudes de autorización de operación a las empresas de patinetes eléctricos VOI, WIND y LIME, pedidas con anterioridad a la puesta en marcha de la ordenanza de Movilidad Sostenible. La orden llega porque estas empresas “no determinan en las aplicaciones las zonas en las que los clientes pueden iniciar y terminar el viaje”. El Ayuntamiento exige que se excluyan aquellas zonas donde, según la ordenanza de Movilidad Sostenible, no sería posible situar un patinete eléctrico, como calles y espacios peatonales o vías con máxima velocidad 30km/h.

Ninguna de las tres empresas fijan en sus app las zonas en las que los clientes pueden iniciar y terminar los viajes y además LIME no ha entregado en el plazo requerido la información sobre la interoperatividad de sus sistemas informáticos con los del Ayuntamiento paraa poder comprobar el número y ubicación de los patinetes según la autorización que puedan recibir.

Tanto las tres empresas como otras podrán pedir una nueva solicitud de autorización conforme a la ordenanza. En Madrid son 18 las empresas interesadas en operar en este campo. El Ayuntamiento concederá solicitudes siguiendo un reparto equilibrado por la ciudad para evitar la saturación de zonas y para garantizar las condiciones de seguridad vial y peatonal.

0 Comentarios

Mostrar