BeTech: noticias de tecnología

Flippy, un autómata que hace hamburguesas a media jornada

BURGUER-BOT

Flippy, un autómata que hace hamburguesas a media jornada

Flippy, un autómata que hace hamburguesas a media jornada

Un restaurante de comida rápida en California a puesto a prueba un autómata como pinche de cocina y trabaja así de bien.

Una de las acciones obligadas cuando se cocina una hamburguesa en la parrilla -y básicamente cualquier pedazo de carne- es voltearla, darle la vuelta y que se haga por ambos lados, una acción que se hace en segundos con una paleta y algo de habilidad / experiencia. Demostrando que la tecnología es también el futuro de la Comida -al menos de la comida rápida, que se cocina en grandes cantidades-, el restaurante CaliBurguer en Pasadena, California, ha instalado a Flippy, el robot cocinero.

 

Un robot que hace hamburguesas

Este pinche de cocina metálico creado por Miso Robotics empezó en su nuevo trabajo a inicios de esta semana, con la tarea de darle la vuelta a las hamburguesas en la parrilla, y colocarlas sobre el pan. Según sus creadores, Flippy hizo bien su trabajo, pero tuvo “tanto éxito entre los clientes“ que CaliBurguer tuvo que darle varios días de ‘baja laboral’ para realizarle unas mejoras. O sea, que el robot apenas duró un día en un turno normal de comida y ya se pilló la baja. Básicamente como hacen algunos humanos también, pero en robótico.

El atractivo de tener un robot preparándote la hamburguesa hizo que CaliBurguer recibiera más pedidos de los habituales, por lo que Miso Robotics va a ajustar a Flippy para asegurarse que al volver “pueda cumplir con un gran volumen de pedidos“. Flippy no volverá a entrar en funcionamiento hasta la próxima semana, y además lo hará sólo en el turno de mañana -de 11 am a 2pm-, pero es curioso verlo en acción.

Se despliega en 5 minutos

Más un autómata que un sustituto de empleados, Flippy tiene una visión artificial que le ayuda a ver la parrilla y reconocer los elementos y acciones, como la cantidad de tiempo que la carne necesita seguir puesta de ese lado para hacerse. E incluso reconoce los gestos del compañero y se aparta. Puede voltear la carne y depositarla en el pan, pero necesita un asistente que le ponga el queso encima de la carne y le prepare el pan con el resto de ingredientes.

Como vemos, el asistente es humano, pero la duda que queda en el aire es que dada la velocidad a la que progresa la tecnología actual, y lo rápido y sobre todo económico que resulta sustituir un empleado humano por una máquina, ¿cuánto falta para ver un McDonals o un Burguer King completamente automatizados con robots y autómatas como Flippy?

0 Comentarios

Mostrar