ACB | BILBAO-FUENLABRADA

Burgos, nueva final para el Bilbao

"La línea a seguir es la de la victoria", señala Mumbrú tras la esperanzadora victoria del sábado ante el Fuenlabrada. Si el Estu pierde un partido, le otorgaría otra opción de derrota.

Burgos, nueva final para el Bilbao
AIOL DIARIO AS

El Bilbao Basket sigue en la pelea. No se rinde. Hoy lo tiene mejor que el sábado por la mañana de cara a la permanencia. Las cuentas son claras: sigue dependiendo de sí mismo, si gana los tres partidos que le restan, estará el año próximo en la ACB. Pero, claro, el jueves juega contra el Madrid en el WiZink y los merengues aún no tienen el liderato asegurado de forma matemática. Mañana recibe en Miribilla al Burgos y el domingo por la mañana cierra el curso ante el Joventut, también en el feudo vizcaíno. Sólo puede superar al Estudiantes y si este cae el viernes ante el Hereda San Pablo, los 'hombres de negro' podrían permitirse el lujo de una derrota en las tres jornadas que les reta.   

Tras superar el COVID tres jugadores, Miniotas, Kulboka y Balvin, y el confinamiento, los pupilos de Mumbrú afrontan cinco compromisos en 12 días, cinco de ellos en casa. Ante el Gran Canaria no hubo más remedio que hincar la rodilla y en la agónica cita del sábado ante el Fuenla se encendió una luz de esperanza. Como todo va al revés en Bilbao, la cita de mañana ante el Burgos (18:30 horas) llega tras muchos días de preparación por parte de los castellanos una vez que ganaron la segunda Champions seguida y luego estos apenas podrán preparar su compromiso ante el Estudiantes, dos días concretamente. Un triunfo vasco provocaría el empate a victorias (9) entre Bilbao y Movistar. 

"Vendrán de celebrar el título europeo y anímicamente muy arriba después de jugar muy bien a baloncesto y con tiempo para poder preparar y entrenar, no sé si tanto nuestro partido como el playoff", sostiene Mumbrú. Por estos dos cruces que les quedan a los burgaleses, el técnico barcelonés cree que los pupilos de Peñarroya van a "sentenciar una parte importante del descenso". El preparador del Hereda gusta mucho en Valencia si Ponsarnau finalmente no sigue. "Se juegan la sexta plaza. No querrán enfrentarse a Real Madrid o Barça y aspiran a no moverse de un puesto en el que han estado todo el año. Juegan muy bien, saben lo que quieren y Joan (Peñarroya) saca lo mejor de cada jugador. Son un equipo compensado y muy competitivo", agregó el preparador del RETAbet.

¿Cuál es la línea a seguir, la del sábado?, se le cuestionó. "La línea a seguir es la de la victoria, pero será complicado y tenemos que hacer partido muy serio y completo y esperar que ellos estén muy acertados porque si Renfroe, McFadden, Benite, Rivero o Kravic se ponen en racha, se complica", admitió. De todos modos, la cita contra los fuenlabreños ha elevado mucho el ánimo. "Fue un partido duro y vamos a intentar recuperarnos porque nos vamos a encontrar a un gran equipo que va a jugar físico y tenemos que estar a su nivel. Haber ganado te da más positividad, pero sabemos de la complicación de este partido", festeja Mumbrú.

Tras cortar al apático Huskic, siguen de baja Rousselle y Rigo. La aparición del italiano Totè, con sus limitaciones pero sobre todo con su entusiasmo, ha reanimado al grupo. Mañana habrá que dar una baja, que el sábado recayó en Serron. Lo más probable es que esta vez sea Zyskowski, desastroso ante el Fuenla. Kulboka mostró su mejor versión, aunque a buenas horas...