1234T
KHI 17 28 17 16 78
RMA 18 20 24 15 77

Finalizado

EUROLIGA | 27ª JORNADA

Batacazo del Madrid en Moscú ante un equipo en demolición

Los blancos, en una actuación flojísima con 23 balones perdidos, caen frente a un Khimki en ruinas que no vencía desde el 17 de noviembre (17 derrotas seguidas).

El Madrid se dio el trompazo padre en Moscú (78-77), la derrota más inopinada de la temporada y también una de las más merecidas tras acumular 23 pérdidas de balón. Cayó donde (casi) todos salieron ganadores, hincó la rodilla en la pista del Khimki, un equipo en ruinas que se está desmantelando por severos problemas económicos, impagos que traen un goteo de jugadores que se marchan. El último, Dairis Bertans.

El Khimki no vencía desde el 17 de noviembre, encadenaba 17 derrotas consecutivas y, en algunas jornadas previas, en las que recibió palizas de más de 30 puntos, pareció más una banda que un equipo. Una cuadrilla, eso sí, con cierto orgullo aún. El suficiente para crecerse en una pésima actuación de su adversario y sumar su tercera victoria del curso para acabar con la racha negra (balance de 3-23). El núcleo de jugadores rusos completó la rotación y el trío que le queda de nivel Euroliga acumuló 63 puntos (de los 78 totales) y 18 asistencias (de 22). Nos referimos al base Errick McCollum, al base-escolta Alexey Shved y al pívot Jordan Mickey, exjugador madridista.

Pese al pobre desempeño del Real, todo se decidió en la última acción, en la que Alocén y Carroll se atascaron y Causeur, ante la arremetida de Mickey, acabó perdiendo el balón. No había otro desenlace posible a una tarde muy gris que deja al Madrid en el límite de los puestos de playoff. Que se quede fuera no es una utopía, sino una realidad muy creíble.

Si la victoria in extremis hubiera resultado poco edificante, imaginen la derrota, con sensaciones, en especial en el segundo cuarto, poco habituales en la era Laso. Es cierto que la pila de problemas no deja de crecer (Llull, Rudy y Thompkins eran bajas, como Randolph, y Alocén jugó mermado) y que ya ha sido bailado en algunos de sus cara a cara por el Barça, el Baskonia y el Valencia; pero esta vez hubo momentos más de dejadez que de impotencia, al menos eso era lo que parecían reflejar algunos gestos. Quizá fuera cansancio, quizá no ayudara ver a gente en Moscú en la grada, con una sensación de riesgo mayor que en otros escenarios, después de un viaje de más de ocho horas el lunes. Quizá todo eso y algo más.

El Khimki pareció de salida el de siempre en las últimas fechas, un grupo que queda para jugar por obligación, pero el Madrid (dominaba 11-16) permitió que creyera poco a poco en la victoria. La idea de que la derrota no es infinita se les pasó por la cabeza a los de Maltsev al final del primer cuarto, cuando Shved inició la reacción con un robo y una canasta fácil, y luego con más argumentos en el segundo acto, cuando el Khimki recuperó el vuelo de otros tiempos por el acierto de Shved y más aún por el de McCollum y por dentro (es un decir) el de Mickey. El exmadridista trataba de agotar a Tavares moviéndole y alejándole del aro. Y Karasev, pegadito a la línea de tres, aprovechaba sus tiros.

Los rusos cogieron vuelo por las pérdidas blancas: 13 al descanso y 23 al final, lo que convirtió el choque en un correcalles durante bastantes minutos. Ahí el Khimki (más bien los pocos referentes que le quedan, solo ellos) aprovechó para sumar fácil. Para lograr un botín (40-30) que le serviría para cuando los de Laso trataron de cambiar el paso. Laprovittola tuvo instantes de tirar del carro (en individual), también Carroll; por momentos Tavares hacía lo que quería y luego se turbaba. La organización de los ataques naufragó y, con la catarata de balones extraviados, cualquier pretensión de continuidad. Deck aportó más que cualquiera y solo Causeur, con 8 asistencias (y 5 pérdidas, losa insalvable), generó algo de juego.

Tan mal el Madrid en casi todo, que atrapar 13 rebotes más (30 a 43) no le devolvió a la vida. Tampoco elevar sus porcentajes en los triples. Tyus desesperó y tras tres minutos tuvo que ser sustituido a la carrera por Reyes. Al grupo le falló la defensa, con despistes letales, como en el 2x2 de Mickey y Shved que trajo la canasta ganadora a 17 segundos de la bocina. Faltó la concentración que le había rescatado de la resaca copera frente al Zalgiris y el Burgos. Ahora se queda en el alambre clasificatorio y se queda en Rusia, este jueves en San Petersburgo le aguarda el Zenit de Pascual.

Estadísticas
Min Pts RT RO RD Ast Per Rec Tap Tiro T1 T2 T3 FR FC Val
55 37 19 6 2 4 3 1 4 2 55% 3/4 8/13 0/3 3 2 24
1 34 22 4 1 3 8 3 5 1 46% 2/2 7/12 2/10 2 2 23
7 29 9 6 2 4 1 1 2 0 60% 0/0 0/1 3/4 3 3 15
12 24 0 4 1 3 2 3 1 0 0% 0/0 0/0 0/1 0 1 2
8 12 0 1 0 1 0 1 2 0 0% 0/0 0/0 0/2 2 2 0 -
3 27 22 3 1 2 7 3 3 0 52% 3/4 5/8 3/9 4 3 23
30 17 4 2 2 0 0 0 1 0 67% 0/0 2/2 0/1 0 4 2
9 13 2 0 0 0 1 0 0 0 50% 0/0 1/1 0/1 0 3 -1
18 4 0 1 0 1 0 0 0 0 0% 0/0 0/0 0/0 2 0 3 s.c.
14 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0% 0/0 0/0 0/0 0 0 0
13 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0% 0/0 0/0 0/0 0 0 0
Estadísticas
Min Pts RT RO RD Ast Per Rec Tap Tiro T1 T2 T3 FR FC Val
14 36 15 7 4 3 1 1 1 0 64% 4/5 4/8 1/1 7 2 22
22 32 14 11 7 4 2 3 0 2 50% 0/2 7/12 0/0 1 3 17
1 30 11 4 0 4 8 5 1 0 45% 1/2 2/4 2/5 4 1 15
8 17 12 1 1 0 1 5 1 0 78% 4/4 1/3 2/2 3 2 9
16 15 2 6 0 6 0 1 1 0 50% 2/2 0/0 0/2 1 0 7
20 23 15 2 1 1 1 2 1 0 45% 0/0 0/2 5/9 2 1 12
12 18 3 5 0 5 2 3 0 0 25% 0/0 0/3 1/1 1 3 1 -
44 16 2 1 0 1 0 2 2 0 20% 0/0 1/2 0/3 0 3 -4 -
6 4 0 1 1 0 1 1 0 0 0% 0/0 0/0 0/2 0 0 -1 -
7 4 2 2 2 0 0 0 0 0 100% 0/0 1/1 0/0 0 0 4 -
9 4 1 1 0 1 0 0 0 0 50% 1/2 0/0 0/0 1 1 1 s.c.
11 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0% 0/0 0/0 0/0 0 0 0