ESPAÑA 73- CUBA 46

España se da un banquete ante Cuba en su último amistoso

La Selección de Lucas Mondelo no dio opción a las caribeñas y finaliza su preparación para el Mundial de Turquía (27/09-5/10) sin conocer la derrota (8-0).

La Selección española finalizó su preparación para el Mundial de Turquía (27 de septiembre-5 de octubre) con pleno de victorias. La octava víctima de las de Lucas Mondelo fue Cuba que no fue rival para una España que realizó un magnífico encuentro tanto en defensa (las caribeñas nunca encontraron facilidades ni puertas abiertas ante el aro español) como en ataque (el ritmo anotador fue un verdadero espectáculo liderado por Astou Ndour y Alba Torrens).

El primer cuarto comenzó con una Selección muy rápida ofensivamente. Las penetraciones de Anna Cruz y los bloqueos y continuaciones al igual que los contrataques de una locomotora nacida en Dakar hace sólo 20 años como es Ndour fueron las claves para alcanzar los 23 puntos en los primeros diez minutos, por sólo 10 de las caribeñas que sintieron un verdadero infierno cada vez que pisaban la zona española, gracias al trabajo constante de Gil, Nicholls y Ndour.

El espectáculo de la Selección siguió en los segundos diez minutos y la ventaja en el marcado nunca estuvo en peligro. Y así, desde el 26-10 (triple de Nuria Martínez más tapón de Nicholls al iniciar el cuarto para marcar territorio) al 40-23 del descanso, todo fue un protagonismo único para las nuestras con el acierto y la fuerza defensiva como bandera.

Pero a pesar de que todo iba a las mil maravillas, el encuentro ante Cuba seguía siendo un amistoso de preparación, donde todos los detalles debían ser pulidos y la maquinaria bien engrasada y por ello Lucas Mondelo no dejaba nada al azar y corregía de forma insistente todos los movimientos y funciones de las jugadores nacionales. Un ejemplo fue un tiempo muerto en el segundo cuarto. Salido de uno, las cubanas anotaron su primer triple y el seleccionador reaccionó de inmediato, solicitando una nueva 'reunión' con las suyas. No le importaba. Había que explicar y corregir una situación que puede costar cara en Turquía: "Esa acción era la primera que habíamos asimilado", señaló el seleccionador a un grupo de jugadores donde la mitad de ellas no superan los 25 años de edad.

A la vuelta de los vestuarios, los veinte minutos restantes fueron un paseo para la Selección. Aunque hubo pequeños arreones de unas cubanas que exprimieron su defensa al máximo y se lanzaron a una batalla de golpes que ni podían ni pudieron ganar. El marcador español ascendía de forma descarada (62-34, al finalizar el tercer cuarto hasta el 73-46 del final del partido) con Torrens como máxima anotadora (15 puntos) al acabar el encuentro y con un susto incluido cuando Ndour recibió un codazo de Galindo que la llevó al suelo. No fue nada, pero la invitada en la concentración no volvió a saltar a la cancha y se despidió de la Selección con 12 tantos y cinco rebotes, para dejar paso a Sancho Lyttle, ya que no pueden jugar las dos juntas (el caso Mirotic-Ibaka en clave femenina). "Me voy satisfecha y contenta. Deseo suerte a todo el grupo", se despidió la senegalesa.