REDES SOCIALES

Paz Vega, linchada en las redes por dar a 'me gusta' a un polémico mensaje

La actriz aprobó un post de Lucía Extebarría en la que esta critica que transexuales con "pene funcional" puedan acceder a los baños de mujeres.

Paz Vega, linchada en las redes por dar a 'me gusta' a un polémico mensaje

Las redes sociales son un arma de doble filo, y más para las personalidades conocidas, que no pueden llevar a cabo ni un solo movimiento público en estas plataformas sin que quede registrado por los internautas más vigilantes, siempre dispuestos a analizar cada gesto de las celebrities por pequeño y aparentemente insignificante que este pueda ser.

Paz Vega ha sido la última famosa de nuestro país en sufrir las consecuencias directas de un simple 'like'. La actriz, ganadora de la primera edición del exitoso programa musical de Antena 3 'Mask Singer: adivina quién canta', pareció mostrar su conformidad con unas palabras de la escritora Lucía Extebarría al reaccionar a una de sus últimas publicaciones con el icono de un corazón morado.

En el post, Extebarría, que lleva ya un tiempo envuelta en un feroz debate a lo 'J. K. Rowling' (la escritora de Harry Potter, recordamos, padeció una dura campaña en su contra hace unos meses por sus opiniones sobre los transexuales), compartió en Instagram un vídeo de una mujer transexual llamada Rosa María que había entrado por vez primera a un baño de mujeres. La crítica de Extebarría a esta situación partía del hecho de que Rosa María tiene "un pene funcional", y de que se niega a abrir un diálogo al respecto de este asunto, algo que ilustraba con una imagen amenazante, la de un bate de béisbol con la palabra 'Diálogo' impresa.

"Yo no quiero compartir un cuarto de baño o un espacio cerrado con una persona que entiende por diálogo un bate de béisbol y que tiene un pene funcional, por simple cuestión de precauciones", comenzaba el texto de Extebarría, que recordó también una trágica experiencia personal: cuando fue violada "a punta de navaja". "Cuando detuvieron al agresor, estaba probado que había habido un intercambio sexual y que el semen era suyo, pero no había marcas de golpes en mi cuerpo", narró, "fue mi palabra contra la suya. Quedó libre. Como no me resistí, no me creyeron. Si me hubiera resistido, hoy no estaría aquí para contarlo".

La escritora concluía su mensaje aseverando lo siguiente: "Ahora decidme si vosotras os quedaríais solas con Rosa María en un cuarto de baño. Decidme si entendéis mi postura. Decidme si creéis que el PSOE apoya a las mujeres violadas". Tras recibir el apoyo de Paz Vega con el mencionado emoticono, Extebarría quiso agradecérselo en otro comentario: "No sabes lo enormemente importante que es esto para mí".

Pero en Twitter, el gesto de la actriz ha sido recibido con gran indignación: la artista ha sido acusada de 'TERF' (acrónico de la expresión inglesa 'Feminista Radical Transexcluyente') y se ha convertido en tendencia nacional en las últimas horas. La avalancha de ataques ha sido tal que la propia Extebarría se ha visto obligada a borrar el post de la controversia y a publicar otro largo texto en su perfil denunciando el "linchamiento público" a Vega, "en el que se está pidiendo su cabeza solo por haber manifestado su cariño a una mujer violada".